Inmunología: La ciencia que estudia todos los mecanismos fisiológicos de defensa

La Inmunología es la ciencia que estudia todos los mecanismos fisiológicos de defensa para mantener la integridad biológica de un organismo. Esto incluye a las células especializadas en la defensa del organismo, entre ellas todas las células “blancas” o leucocitos de la sangre, así como distintos mecanismos presentes en otras células y sistemas de proteínas de defensa que se encuentran en el espacio extracelular del organismo, como anticuerpos y el sistema del complemento.

El profesor del Departamento de Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional de la Plata, Martín Rumbo, Investigador Principal del CONICET y director del Instituto de Estudios Inmunológicos y Fisiopatológicos, concientiza sobre la importancia del sistema inmune, el actor central en la defensa de nuestro organismo.

El actor central en la defensa del organismo humano frente a infecciones es el Sistema Inmune, que es una compleja red de diferentes moléculas, células, tejidos y órganos, que funcionan de manera coordinada para generar una respuesta protectora contra distintos microorganismos infecciosos como virus, bacterias, hongos y parásitos, pero también contra otras amenazas como pueden ser las células tumorales.

Una particularidad que tiene el sistema inmune es que si bien cuenta con una organización anatómica particular en donde se destacan la red de conductos linfáticos y ganglios linfáticos y otros órganos como el timo, es básicamente un sistema compuesto por células que se movilizan bajo cierta lógica por todo nuestro organismo, siendo capaces de viajar a través de la sangre, pero también abrirse paso entre los espacios intercelulares presentes en todos los tejidos.

A través de distintos mecanismos complejos de interacción entre células que implican diversos sistemas de receptores moleculares diferentes, nuestro sistema inmune es capaz de atacar a los microorganismos invasores y aprender generando una memoria inmunológica que mejora la capacidad de protección frente a un próximo encuentro con el mismo agente infeccioso.

Esta propiedad del sistema inmune ha sido aprovechada para desarrollar distintas vacunas que en su conjunto han sido una de las intervenciones biomédicas que mayor impacto han tenido en la salud humana. Por otra parte, fallas en el proceso de regulación del sistema inmune pueden tener consecuencias destructivas para el organismo, existiendo distintas enfermedades asociadas a disfunciones del sistema inmunológico particulares, como las alergias, enfermedades autoinmunes, enfermedad celiaca, diabetes juvenil, entre otras.

La inmunología es una rama de la ciencia altamente dinámica, existiendo muchos desafíos en la comprensión completa del funcionamiento del sistema inmune.

Un mejor conocimiento de estos mecanismos permitirá mejorar las alternativas para tratar distintas enfermedades, desarrollar vacunas contra muchas enfermedades infecciosas frente a las cuales hoy no hay vacunas disponibles, así como el desarrollo de inmunoterapias contra el cáncer. Por otro lado, el estudio del funcionamiento del sistema inmune permitió desarrollar herramientas como los anticuerpos monoclonales, que lograron múltiples sistemas de diagnóstico de enfermedades, así como tratamientos específicos para enfermedades tumorales, nuevos inmunosupresores y enfermedades infecciosas.

Desde hace unos años, el 29 de abril se celebra el Día Mundial de la Inmunología, a instancias de la Unión Internacional de Sociedades de Inmunología, representada en nuestro país por la Sociedad Argentina de Inmunología.

Se realizan actividades de divulgación a cargo de inmunólogos, para dar a conocer los aportes que esta rama de la ciencia genera para la sociedad.

En el Instituto de Estudios Inmunológicos y Fisiopatológicos, dependiente de la Universidad Nacional de La Plata y el CONICET, se estudian distintos aspectos asociados a la inmunología, entre ellos desarrollo de vacunas, alergias, enfermedad celiaca, enfermedades inflamatorias, inmunología de trasplante, entre otras líneas.

El tópico que rige las celebraciones del Día Mundial de la Inmunología cambia cada año. En el 2019 está inspirado en el último premio Nobel de Medicina, otorgado al estadounidense James Allison y al japonés Tasaku Honjo por sus descubrimientos en torno al papel de las células del sistema inmune frente al cáncer.

Las reflexiones de este 29 de abril estarán abocadas a una relación muy singular por la cual un tumor puede ser atacado y destruido apenas se detectan sus primeras señales o, por el contrario, verse favorecido con un microambiente que le permita seguir creciendo ilimitadamente.

Algunos datos de interés

–           Todos tenemos un sistema inmune activo que funciona todos los días para protegernos de infecciones y enfermedades tumorales.

–           El aumento de la expectativa de vida de la población mundial desde fines de siglo XIX se debe en gran medida a la capacidad de protección lograda contra distintas enfermedades infecciosas a través de vacunas contra la viruela, poliomielitis, sarampión, paperas, tos convulsa, tétanos, difteria, neumococo, todas incluidas en el calendario nacional de vacunación

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *