Estudian el impacto de los suelos salinos en los vinos y viñedos

Un equipo de investigación del INTA, en colaboración con la Universidad Nacional de Cuyo, examinaron los posibles efectos en plantaciones en la cuenca del Río Mendoza. Encontraron diferencias según la variedad de uva y ubicación de los sitios, además de sabores salados que se asociaron positivamente con el amargor en vinos de distritos con suelo salino.

La problemática de la salinidad es una inquietud presente en el sector vitivinícola en la provincia de Mendoza. Con algo más de 151 mil hectáreas, según datos del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), donde gran parte se encuentran implantadas en zonas de alta peligrosidad salina, el manejo de los suelos, del riego, la selección de variedades y portainjertos tolerantes, para alcanzar una buena productividad y calidad enológica, se convierten en factores de importancia para los productores.

Una investigación realizada en la Estación Experimental Agropecuaria (EEA) del INTA Mendoza en colaboración con la Cátedra de Edafología de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo), examinó las correlaciones de la salinidad del suelo con la concentración de iones en los vinos y viñedos ubicados en zonas salinas de la cuenca del Río Mendoza.

“Hace unos años nos contactaron del Instituto Nacional de Vitivinicultura porque notaban altos contenidos de cloruros en algunos vinos y los bodegueros sostenían que se debía a que su elaboración provenía de uvas de áreas salinas”, señaló Rosana Vallone, ingeniera agrónoma y quien fuera en ese momento responsable del Área de Recursos Naturales y del estudio en la estación experimental del INTA.

Ante esta situación “surgió la pregunta acerca de si esa elevada presencia de cloruros estaba relacionada realmente a los suelos salinos o era producto del agregado de ácido clorhídrico para corregir la acidez de los vinos en las bodegas, una práctica prohibida según el artículo 20 de la Ley General de Vinos 14.878”, indicó Vallone, profesora titular de la Cátedra de Edafología en la Universidad Nacional de Cuyo.

El INV “establece un límite de cloruros. En cloruro de sodio es de 0,80 g/L para otorgar certificado de análisis para libre circulación y exportación, y de 1 g/L sin ese certificado”, explicó Santiago Sari, enólogo e investigador de la Estación Experimental Agropecuaria Mendoza del INTA.

En tal sentido, el interés principal del trabajo fue relevar en viñedos de la cuenca del Río Mendoza, el efecto de la salinidad del suelo sobre la planta de vid, el contenido de iones en mosto y vinos y la percepción sensorial al degustarlos. Asimismo, se pudo reconocer qué variedades presentaban mayor o menor acumulación de cloruros en los distritos y departamentos evaluados.

“En los años de relevamiento, entre 2014 y 2017, más allá de la existencia de estudios de este tenor en otros países, lo importante fue evaluar los efectos de la salinidad sobre los vinos en condiciones de campo con los suelos y encepado locales”, resaltó Vallone.

Lo sitios seleccionados fueron viñedos comerciales implantados en áreas salinas de los departamentos de Luján, Maipú, Guaymallén y Lavalle, identificados a través de técnicas geoestadísticas y partiendo de los datos del mapa utilitario de suelos obtenido por INTA y UNCuyo en el 2007. En el área es posible encontrar variedades de uva como Syrah, Cabernet Sauvignon, Malbec, Chardonnay y uvas criollas, entre otros sepajes.

El estudio del que formaron parte, además de Vallone y Sari, los ingenieros agrónomos Laura Martínez y Federico Olmedo, ambos de la EEA INTA Mendoza, se titula Effects of Salinity on Vineyards and Wines from Mendoza, Argentina y fue incluido como capítulo en el libro Saline and Alkaline Soils in Latin America, de reciente edición por parte de la Red Argentina de Salinidad (RAS). Una organización que reúne a profesionales vinculados a la problemática de la salinidad en suelos y su impacto en la productividad desde diversos enfoques.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *