Invierten 12 millones de dólares para producir carne de cerdo premium

El criadero, conformado por 35 hectáreas de campo y galpones de 17.000m2, será el espacio donde la compañía se focalizará en la cría intensiva para todos los ciclos del cerdo -incluyendo la inseminación hasta el proceso de frigorífico-, busca ser modelo de gestión para toda la región.

“El proyecto surgió en 2013 cuando nos propusimos llevar nuestro conocimiento en la industria de carne vacuna, y nuestro expertise como líderes en genética a la industria porcina”, afirma Oscar Ratto, responsable de la nueva división de Estancias y Cabaña Las Lilas.

“Iniciamos el trabajo con 1000 madres, y esperamos llegar a 2500 en los próximos 5 años, lo que permitirá cubrir la demanda del mercado local”, detalló el ejecutivo.

La apertura de la nueva división demandó una inversión de U$12 millones de dólares, tanto en la construcción de los espacios como en la tecnificación e interconexión de los sistemas que forman parte de cada una de las etapas que atraviesa la producción.

“Nuestro objetivo en el primer año -ya logrado-, fue llevar las 1000 madres iniciales a 1300, y a 2500 en un lapso de tiempo de 5 años. Todas ellas con genética de origen holandés Topigs, incorporada a través del sistema INGENE. El término significa “genética adentro”, y explica que inicialmente poblamos el criadero con las 1000 madres iniciales, y nunca más incorporamos madres. Nos posicionamos entonces como un criadero multiplicador, vendemos genética a otros criaderos, vendemos carne, y nos reponemos un 35% anual de madres”, explicó Ratto.

De acuerdo con las palabras de Octavio Caraballo, presidente de Estancias y Cabaña Las Lilas, “Es un honor y un orgullo para nosotros poder presentarles hoy nuestra nueva división de porcinos. Esta realidad es solo resultado de la dedicación y esfuerzo de todos los que formamos parte de esta compañía, una compañía familiar que hoy cuenta con más de 110 años de trayectoria, y cuatro generaciones que buscan la excelencia en lo que hacemos”. “Nuestro objetivo es seguir ofreciendo a nuestro mercado local y al mundo, productos y servicios que sean referencia a nivel global.”, agregó.

Para la compañía, la decisión de crear un criadero de cerdos no fue aleatoria, el cerdo lidera las preferencias en el consumo de carne a nivel mundial, con un promedio de 17 kilogramos per cápita. A nivel local, los cambios de hábito en la alimentación de los argentinos han generado un escenario que contribuye a que los beneficios que aporta la carne de cerdo sean bien recibidos por un público dispuesto a adoptarla.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *