Según pruebas de la Unesco, la educación argentina sufrió un marcado deterioro en 2019

La Argentina obtuvo un “menor puntaje” que el promedio regional en las pruebas de desempeño educativo ERCE 2019, administradas por Unesco-LLECE, lo que fue considerado por el ministro de Educación, Jaime Percyck, como una consecuencia de la “desinversión” en educación durante la gestión presidencial de Mauricio Macri.

“Una razón fundamental aunque no la única, es la profunda desinversión educativa del período 2016-2019”, señaló el titular de la cartera educativa, en referencia al anterior gobierno.

En un comunicado oficial, Percyck sostuvo que “compartimos la preocupación de Unesco en relación con los resultados del Estudio LLECE 2019, donde se evaluó el desempeño en Lengua, Matemáticas y Ciencias Sociales de chicas y chicos de 3ero y 6to grado primaria de 16 países de América Latina y el Caribe”.

En ese sentido, precisó que los puntajes obtenidos por Argentina en casi todas las áreas evaluadas se ubican por “debajo del promedio regional”, mientras que en las últimas pruebas realizadas por Unesco en 2006 y 2013 “los puntajes de nuestro país se ubicaban al mismo nivel o por encima de dicho promedio”.

Además, argumentó que en las asignaturas de Matemática y Lengua los puntajes promedios (3ero y 6to grado) obtenidos por Argentina en 2019 “son significativamente inferiores” a los alcanzados en las anteriores pruebas desarrolladas por Unesco en 2006 y 2013.

“Este deterioro es una realidad que no podemos soslayar y dejar de poner sobre la mesa, ya que solo reconociendo la naturaleza de los problemas podemos trabajar con un objetivo claro y urgente para corregirlos. En este caso, recuperar y mejorar los aprendizajes de los chicos y chicas y, como consecuencia, sus rendimientos escolares”, advirtió el titular de la cartera educativa.

Pero enfatizó que el bajo desempeño reflejado en las pruebas “está vinculada al considerable desfinanciamiento del sistema educativo que tuvo lugar en nuestro país entre 2015 y 2019” cuando gobernó el expresidente Mauricio Macri, cuando “la inversión educativa del Estado Nacional en Argentina experimentó un notable retroceso en ese periodo reciente”.

“Mientras que entre 2003 y 2015 el gasto consolidado del Estado Nacional en Educación aumentó en promedio un 2,7% del PBI, pasando del 3,4% al 6,1% del producto, entre 2015 y 2019 cayó en más de 1,3 puntos del PBI cerrando en 4,8%”, aseveró.

Y puntualizó que “en términos per cápita, esta sustancial caída de la inversión educativa significa que cada chico y chica argentina dejó de percibir, en términos reales (base 2020), $10.886 por año del Estado Nacional en su educación”.

Además, remarcó que “en el país la desinversión educativa tuvo lugar en un número importante de áreas como la formación docente, infraestructura, innovación, evaluación, conectividad y tecnología, políticas socioeducativas, educación superior y Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid).

“Es nuestra responsabilidad como Estado revertir esta triste situación y devolver el prestigio a la educación argentina, mediante un aumento sustancial de la inversión educativa y el desarrollo de una estrategia integral que se concentre en los años críticos de la educación”, aseveró.

El Estudio Regional Comparativo y Explicativo (ERCE) que la Unesco tomó a 160.000 alumnos de tercero y sexto grado de 4000 escuelas de América Latina y el Caribe en el año 2019, muestra un retroceso significativo en Lengua, Matemática y Ciencias si se lo compara con la última prueba regional tomada en el 2013.

Respecto a la Argentina, bajó su nivel de aprendizaje en las tres asignaturas evaluadas Lengua, Matemática y Ciencias.

En este marco el 46% de los alumnos argentinos de tercer grado se ubicaron por debajo de los niveles mínimos solo superado por República Dominicana , Honduras, Guatemala, Paraguay y Panamá. En este punto Perú es el que muestra la mayor evolución en la región.

En Lectura de sexto grado, la mayoría de los alumnos se ubican por debajo de los niveles que establece la Unesco, aunque muchos alcanzan el nivel 2 (sobre cuatro) de aprendizaje. En este sentido, los países que tuvieron peores resultados que la Argentina fueron Ecuador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Paraguay y República Dominicana.

En Matemática de tercer grado, el 48,9% de los alumnos argentinos obtuvo resultados por debajo del básico, sólo superado por Guatemala, Nicaragua, Panamá, Paraguay y República Dominicana.

En los alumnos de sexto grado de Matemática, casi el 80% de los alumnos se ubicaron en los niveles 1 y 2 (sobre 4), ambos por debajo del básico. En este grado, Argentina sólo se ubica por debajo de El Salvador, Guatemala,. Honduras, Nicaragua, Panamá, Paraguay y República Dominicana.

Tanto en Lengua, como Matemática y Ciencias, los alumnos argentinos evidenciaron retrocesos respecto a los niveles básicos de aprendizaje respecto al 2013.

En Lengua de tercer grado fue uno de los cuatro países de la región que retrocedió sobre un total de 16 participantes, mientras que en Lengua de sexto grado evidenció retrocesos junto a otros cuatro países, entre ellos México.

En Matemáticas de tercer grado fue uno de los seis países de la región que retrocedió respecto al 2013 y en sexto grado fue uno de los tres que bajó su nivel de aprendizaje, mientras seis se mantuvieron en su puntaje promedio y cinco lo superaron.

En Ciencias, sólo tomada para alumnos de sexto grado, fue uno de los cuatro de la región que bajó su promedio respecto al 2013, mientras que cinco lo mantuvieron y otros cinco lo superaron

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.