Soja: Estudian la genética para mejorar los rindes

Expertos aseguran que desde hace una década el aumento sostenido del rendimiento por hectárea del cultivo de soja va en detrimento del contenido de proteína en grano que, en la mayoría de los casos, se ubica por debajo del 40 por ciento, lo que es preocupante.

Por este motivo, técnicos del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) estudian la genética de la soja para mejorar rindes y calidad en tres estaciones experimentales del organismo.

Con más de 18 millones de hectáreas sembradas, la soja se posiciona como uno de los cultivos más importantes en la generación de divisas para el país, pero el contenido de proteína en grano disminuye.

Esta situación dificulta el cumplimiento de ciertas exigencias del comercio internacional y para evitarlo, el INTA promueve una agenda de investigación, en la que los especialistas buscan desarrollar cultivares que tengan buenos rindes y conserven la calidad.

“Desde el programa de mejoramiento genético en soja planteamos la necesidad de desarrollar cultivares rendidores y con alto contenido de proteína en grano, que mejoren la calidad”, aseguró Ignacio Vicentin –especialista del grupo de Genética, Mejoramiento y Biotecnología Vegetal del INTA Paraná, Entre Ríos–, quien no dudó en asegurar que esto permitirá “mejorar la competitividad de la Argentina en el mercado mundial”.

Asimismo, destacó la importancia de desarrollar cultivares con resistencia genética a enfermedades y plagas: “Esto radica tanto en los beneficios económicos para el productor como para el ambiente, ya que se reducen las aplicaciones de productos fitosanitarios en soja”, dijo.

Para Vicentin, “desde el programa de mejoramiento genético en soja planteamos la necesidad de desarrollar cultivares rendidores y con alto contenido de proteína en grano”.

Al mejorar la genética de los cultivos se reduce el costo por tonelada producida y se logra la resistencia a plagas y enfermedades, al tiempo que se aumentan los rendimientos y la calidad de los granos.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *