Trigo: La falta de agua afecta la región centro de la Zona Núcleo

La falta de agua afecta la región centro de la Zona Núcleo y las nuevas medidas influirán en la siembra de maíz ahora gravado con el 10 % de retenciones, algunos se pasarán a soja y en la protección de enfermedades ya se puso el freno al uso de la tecnología, según la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

En Córdoba es donde más se nota una nueva pérdida de humedad y “la falta de agua se intensifica con los días más largos, las mayores temperaturas y la mayor demanda de agua que tiene el trigo con el encañazón”, indicaron los técnicos de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la BCR.

“Agosto se despidió con un 60% menos de lluvias que el año pasado. Aparte, la polaridad de lluvias profundizó aún más las diferencias entre el norte de Buenos Aires y Córdoba”, expresaron.

En 2017, el promedio de lluvias de la región fue de 45 mm, en el 2018 solo 18 mm: En Córdoba es donde más se siente la limitante.

Allí, la falta está tanto en los primeros 30 centímetros como en profundidad; los especialistas coinciden en que si llegan lluvias importantes antes de mitad de setiembre, no habría pérdidas importantes.

Pero los pronósticos no ayudan, las tormentas que se esperan este fin de semana volverían a cargar sobre Buenos Aires y luego se instalaría una masa de aire frío que generaría condiciones estables.

Unas 100 mil hectáreas más comenzaron a encañar, totalizando ya en esta etapa 200 mil hectáreas en la región; la escasa y desigual distribución de lluvias de agosto genera panoramas distintos, bajando la condición de los trigos.

Ya aparecen cuadros con condiciones regulares en un 5% del área, “y los cuadros agrupados como muy buenos a excelentes disminuyeron de un 70% al 55% en la semana”.

“Hay daños también por frío en la mayoría de las variedades, aunque no son muy importantes. Las enfermedades avanzan, mancha amarilla, con baja a moderada severidad, aumenta su presencia en la zona”, dijeron.

Además señalaron que “empieza otro camino para el maíz, quedan afuera las posibilidades de sumar nuevos lotes, y de hecho, habrá lotes que se bajen para pasarlos a soja de primera”, por la medida de aplicar 10% de retenciones al cereal.

“Se va priorizar la oleaginosa, con planteos de bajo costo. Por otro lado, sólo en muy pocos lotes comenzó la siembra maicera.

Solo los que tenían como antecesor la rotación trigo/soja han contado con la humedad necesaria. Se necesitan entre 15 a 25 mm para poner en verde la largada de la siembra”, manifestaron.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *