La transformación digital a la orden del día

Que la ola Digital se esparce velozmente y llega a todas las ramas de actividad, no es noticia. Si, en cambio, es interesante analizar porque NO ES UNA OPCION EMPRENDER SIN DEMORAS LA DIGITALIZACIÓN DE SU EMPRESA.

Por Ing. Carlos Pinto – Director Comercial Planexware

Si su empresa tiene varios años de vida, independientemente de su tamaño, ha visto, esta viéndolo o lo verá (espero que no sea demasiado tarde) que la competencia de pequeñas empresas tipo los start-up están librando una batalla contra ustedes, entrometiéndose en sus negocios de una manera que no necesariamente sigue las clásicas reglas de la competencia que otrora estudiamos y/o experimentamos. Hay un estudio basado en el DIGITAL TRANSFORMATION INDEX donde más del 80% de las empresas clásicas consideran que los start-ups se convierten ya o en un futuro inmediato en una seria amenaza de los negocios clásicos.

Este revelador temor a estas nuevas organizaciones, no es infundado. La agilidad, versatilidad y velocidad con las que ellas adquieren tecnología, prueban, descartan y prueban de nuevo para encontrar nuevas formas de satisfacer necesidades de sus clientes, basan la preocupación por el futuro de los negocios de esas empresas clásicas.

Este importante trabajo, también señala que todos los responsables de IT de las empresas consultadas, declama con convicción que consideran altamente poderoso y necesaria la adquisición de tecnología digital para sus empresas para crecer en eficiencia. Pero es evidente que en las empresas clásicas, especialmente en las más grandes, no hay un plan o ni siquiera un lineamiento en cuanto a su estrategia digital. En el mismo informe se revela que solo cerca de la tercera parte de los entrevistados pueden demostrar que poseen un camino fijado en pos de la digitalización de la empresa.

Por qué si los ejecutivos ven la potencia de la digitalización como un factor de transformación altamente positivo per-se, no se verifica su rápida y consistente adopción en sus empresas?.

La respuesta que generalmente escuchamos es “falta de presupuesto”.

Es necesario transitar un cambio de mentalidad en el manejo de las finanzas. La tecnología ha reducido notablemente sus precios. Ya es común contratar soft y hard sobre la base de un servicio (Ej software-as-a service).

Pero mientras en las empresas clásicas se debe romper la lógica tradicional por la cual la inversión en tecnología es solo visto como un mecanismo de mermar las utilidades, las empresas con un approach digital desde su nacimiento, siguen ganando terreno y carcomen sus market-shares. En la misma encuesta hay una opinión común que de seguir así el 45% de las empresas de hoy serán en alguna medida obsoletas en un plazo que no va más allá de los 5 años.

Ya no es un lugar común, pensar que las grandes empresas clásicas tienen o van a tener pronto un dolor de cabeza frente a pequeñas y ágiles start-ups pensados con la poderosa motorización de la digitalización.

Es por ello que es necesaria – y estamos seguros que tarde o más temprano se producirá un cambio radical en la forma de evaluar la ecuación gasto-inversión-utilidades para una rápida adopción de las tecnologías digitales, que redundará en mejoras en la manera de captar más clientes, servirlos mejor y ser más competitivos.

Quiere que su empresa encabece la lista o solo va a esperar a que los start-ups o sus competidores le marquen el camino ???

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *