Advierten que el riesgo de grooming se triplica en verano por la mayor exposición a las pantallas

Según la especialista Silvia Ongini, psiquiatra Infanto-Juvenil del Departamento de Pediatría del Clínicas esto sucede porque en esta época niñas, niños y jóvenes disponen de más tiempo libre y por ello acceso a internet.

La posibilidad de la población infantil y adolescente de tener más tiempo libre en vacaciones, y por lo tanto mayor exposición a las pantallas, triplica las posibilidades de ser víctimas de acoso sexual a través de medios digitales (grooming), advirtió una especialista en psiquiatría infanto-juvenil del Hospital de Clínicas José de San Martín.

“Un estudio realizado por la ONG Grooming Argentina entre junio de 2019 y febrero de 2020 estimó que en verano los casos grooming aumentaron un 267% y esto tiene sentido porque niñas, niños y jóvenes disponen de más tiempo libre y por ello acceso a internet, y donde existe una pantalla hay riesgo de grooming”, dijo Silvia Ongini, psiquiatra Infanto-Juvenil del Departamento de Pediatría del Clínicas.

En un comunicado, Ongini definió al grooming como un acoso en el que un adulto “toma contacto con una niña, niño o adolescente apoyándose en las características propias de la infancia y adolescencia -como la necesidad de aprobación de pares, confianza por estar en ámbitos como su casa o jugando a su juego favorito en línea- para generar un encuentro en el mundo físico u obtener material de contenido sexual por parte de la víctima para su comercialización, distribución y o para satisfacer sus prácticas sexuales”.

¿Cómo actúan quienes cometen grooming?

Ongini señaló que la forma de actuar de los ‘groomer’ es “bien reconocible, ya que eligen a sus víctimas por edad, exposición y vulnerabilidad poniendo en jaque los vínculos con familiares y referentes”.

“Es común que usen un lenguaje afectuoso y usen frases cargadas de menciones afectivas que van naturalizando progresivamente aspectos sexuales”, apuntó.

Esa situación traumática sostenida en el tiempo y sin un tratamiento adecuado “puede ocasionar daños neurobiológicos subjetivos y vinculares que se van a expresar en todos los aspectos de su vida”, advirtió la especialista.

Desde el Clínicas alertaron que durante la cuarentena por la Covid-19, la circulación de material de explotación sexual de niñas, niños y adolescentes en Internet creció de forma exponencial.

Entre octubre de 2019 y septiembre 2020, el aumento de estas fotos y videos fue de un 522% en comparación con el período anterior, según las denuncias realizadas a la Línea 137 del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

Un informe sobre grooming en Argentina

Además a partir del Informe 2022 sobre grooming en Argentina, desarrollado por la ONG Internacional Bullying Sin Fronteras, se acreditó que 7 de cada 10 niños y adolescentes sufrieron acoso sexual mientras navegaban por Internet, en particular por Instagram, WhatsApp y Facebook. Estos datos ubican a Argentina como el segundo país con más grooming de Latinoamérica superado solamente por México.

En referencia a cómo prevenirlo, Ongini afirmó que “dialogar es la palabra clave, la herramienta más importante”.

“Niñas, niños y adolescentes deben tomar conciencia sobre los peligros a los que pueden verse expuestos y entender que no todo lo que sucede en internet es bueno y verdadero. Que estén encerrados en su cuarto con su celular o computadora no quiere decir que estén seguros”, sostuvo.

“Debemos ejercitarnos en preguntar y contar qué vimos o compartimos hoy en las redes sociales, que se instale como un tema más de conversación en la mesa familiar y que así como les preguntamos ‘¿Cómo te fue hoy en la escuela?’, podamos decirles ‘¿Qué viste hoy en las redes?’”, añadió.

Fuente TELAM

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *