Argentina se ubica entre los 10 países con más empresas de biotecnología del mundo

Se llevó adelante un censo a nivel nacional para determinar el número total y las principales características de las empresas y startups de biotecnología y nanotecnología.

La Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i), en conjunto con la Fundación Argentina de Nanotecnología (FAN), la Cámara Argentina de Biotecnología (CAB) que agrupa a los privados del sector, el Consejo Federal de Inversiones y el Centro de Investigaciones para la Transformación de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM), llevaron adelante un censo a nivel nacional para determinar el número total y las principales características de las empresas y startups de biotecnología y nanotecnología existentes en el territorio argentino.

Se identificaron 340 empresas de biotecnología en el país, distribuídas mayoritariamente en la provincia de Buenos Aires, Santa Fé, Córdoba y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. También, se destaca del relevamiento una buena presencia de empresas en las provincias de Mendoza y Tucumán. Este número ubica a la Argentina en el puesto número 10° en cantidad de empresas del sector a nivel mundial, por encima de países como Dinamarca, Noruega y Austria. A su vez, el censo también identificó que del total, 33 empresas son de nanotecnología, a las que se suman 74 compañías que trabajan en nano y biotecnología en forma simultánea en la provisión de productos y servicios, y están ubicadas mayoritariamente en la provincia de Buenos Aires, la Ciudad de Buenos Aires y la provincia de Córdoba.

De los resultados también se desprende que, del total, 77 de las empresas relevadas en biotecnología se dedican a biotecnología agropecuaria y 73 a la salud humana, como también 13 de las 33 empresas de nanotecnología identificadas.

La biotecnología argentina en 2022 generó ventas por 1.323 millones de dólares, exportó 216 millones de dólares y alcanzó los 19.821 puestos de trabajo, de los cuales 2.072 corresponden a personal dedicado exclusivamente a actividades de investigación y desarrollo. Por su parte, las empresas nanotecnológicas facturaron 88 millones de dólares y exportaron 4.800 millones de dólares, alcanzando los 961 puestos de trabajo de los cuales 117 corresponden a personal en actividades de I+D.

Además, como parte del censo, se identificó que el 27% del personal que trabaja en biotecnología tiene al menos un título de grado universitario, el 6% tiene título de doctor y otro 6% tiene otros títulos de posgrado (maestrías y/o especializaciones). A su vez, la participación de mujeres en el total de equipos emprendedores alcanza el 50%. Estos datos reafirman que la biotecnología se posiciona como una de las actividades que más puestos de trabajo genera en actividades de investigación y desarrollo de la denominada Economía del Conocimiento y de mayor calificación.

Participaron de la presentación de los resultados el presidente de la Agencia I+D+i, Fernando Peirano; la vicepresidenta de la FAN y directora nacional de FONARSEC, Laura Toledo; Federico Trucco, presidente de la Cámara Argentina de Biotecnología (CAB), Graciela Ciccia (INSUD/CAB) y Sergio Drucaroff (coordinador ejecutivo CAB); el jefe de Área de Desarrollo Federal del Consejo Federal de Inversiones (CFI), Martín Alfie; Javier Viqueira, de la empresa Adox; Marcelo Paz, decano Escuela Economía y Negocios de la UNSAM y Lilia Stubrin del Centro de Investigaciones para la Transformación, de la UNSAM, organismo a cargo de llevar adelante dicho Censo.

Quiero destacar a este censo como uno de los últimos hitos de la gestión. Una gestión que se caracterizó por el impulso de hacer y transformar. Estos resultados quedarán como un bien público que ayude a formar un mapa de actores, de inversiones, un mapa de impacto y oportunidades, de capacidades que hoy está generando el sector de la biotecnología y la nanotecnología en nuestro país expresó el presidente de la Agencia I+D+i, Fernando Periano.

El presidente de la CAB, Federico Trucco, expresó: El Censo es un trabajo muy valioso que nos permite visualizar la dinámica virtuosa de este sector, medir el impacto de las políticas públicas y las cuestiones que tenemos que mejorar para que la biotecnología continúe creciendo en forma acelerada.

Por su parte, la directora del FONARSEC y vicepresidenta de la FAN, Laura Toledo, destacó con énfasis que ahora tenemos un número para poder contar: cuántas son las ventas, cuántos son los empleados, qué potencial exportador. Un montón de información que es fundamental para elaborar políticas públicas y que hasta ahora no habíamos tenido. Tener el apoyo de la Agencia I+D+i para poder llevar a cabo esto de manera metodológica y además comparable con otros estudios internacionales no es un tema menor: es un punto de inflexión en las nuevas tecnologías para la Argentina.

El Censo Bio-Nano fue impulsado en forma conjunta por la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación de la Nación, la Cámara Argentina de Biotecnología, la Fundación Argentina de Nanotecnología, el Consejo Federal de Inversiones, el Centro Interdisciplinario de Estudios en Ciencia, Tecnología e Innovación y la Universidad Nacional de San Martín y contó con el apoyo de los gobiernos de la provincia de Córdoba y Santa Fe para impulsar el relevamiento de empresas. Se espera poder actualizar estos datos en forma bianual para mantener actualizada la información, las perspectivas del sector y su desempeño económico.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *