Cada año mueren unas 200 personas por intoxicación por monóxido de carbono

Cuáles son los síntomas, cómo se produce y cómo se previene, enfatizando en la importancia de revisar las instalaciones de gas del hogar, y tomar las precauciones necesarias.

Con la llegada del invierno y las bajas temperaturas, las intoxicaciones por monóxido de carbono son más frecuentes debido al uso de los calefactores y artefactos, por lo que se hace imprescindible alertar a la sociedad y tomar precauciones evitando la exposición al gas.

El monóxido de carbono es un gas venenoso, sin color ni olor, conocido como «el asesino invisible». Este gas se produce por la combustión incompleta del carbono presente en materiales tales como leña, carbón de leña, gas, kerosene, alcohol, gas oil, nafta.

“Al ser tan imperceptible, es necesario tomar medidas preventivas. El monóxido ingresa al cuerpo a través de la respiración y va reemplazando al oxígeno en el torrente sanguíneo, provocando la hipoxia (disminución en la cantidad de oxígeno) de los tejidos, lo que conlleva al sufrimiento de distintos órganos, principalmente el corazón y el cerebro”, comenta Valeria El Haj, Directora Médica Nacional de OSPEDYC.

¿Cuál es el principal riesgo por intoxicación a causa del monóxido de carbono?

La Dra. Valeria El Haj, Directora Médica Nacional de OSPEDYC señala que, “el principal peligro de este tipo de intoxicación es que en muchos casos las personas no son conscientes de los síntomas, los cuales pueden variar de un individuo a otro”.

Síntomas a causa de esta intoxicación:

  • Dolor de cabeza.

  • Náuseas o vómitos.

  • Mareos, acompañados de cansancio.

  • Letargo o confusión.

  • Desmayo o pérdida de conocimiento.

  • Alteraciones visuales.

  • Convulsiones.

  • Estado de coma.

El Haj agrega: “Quienes tienen mayor riesgo de intoxicación son los más pequeños, los adultos mayores, las personas con enfermedades cardíacas y/o pulmonares, los fumadores y aquellos que habitan en zonas de gran altitud”.

¿Qué hacer ante la sospecha de intoxicación por monóxido de carbono?

  • Abrir ventanas y puertas.

  • Salir a tomar aire fresco de inmediato.

  • Apagar los artefactos de gas.

  • Acudir con urgencia a un centro de salud u hospital y/o comunicarse inmediatamente con un servicio de emergencias médicas.

Prevención

Para prevenir la intoxicación por monóxido de carbono es elemental el control de las instalaciones y el buen funcionamiento de artefactos, así como mantener los ambientes bien ventilados.

Control de instalaciones:

  • Revisar que haya una correcta instalación y buen funcionamiento de los artefactos: calefones, termotanques, estufas a gas, salamandras, hogares a leña, calderas, cocinas, calentadores, faroles, motores de combustión interna en automóviles y motos, braseros.

  • Examinar especialmente las salidas al exterior de los artefactos a gas: hornos, calefones, estufas y calderas para asegurarse que están permeables y en buen estado.

  • Hacer una verificación de las instalaciones con personal matriculado: es importante que se pueda identificar y corregir los desperfectos de la fuente generadora de monóxido de carbono.

 

La Dra. El Haj menciona que: “Para darnos cuenta de que el artefacto funciona bien, es necesario verificar que la llama de las estufas y hornallas sea siempre de color azul, ya que las llamas anaranjadas indican un mal funcionamiento”.

 

Recomendaciones para lograr un ambientes ventilado:

  • Comprobar que los ambientes tengan ventilación hacia el exterior.

  • Ventilar toda la casa una vez al día, incluso cuando hace frío.

  • Dejar siempre una puerta o ventana entreabierta, tanto de día como de noche.

  • En el caso de encender las brasas o llamas de cualquier tipo, no dormir con éstas encendidas y apagarlas fuera de la casa.

  • No usar el horno y las hornallas de la cocina para calefaccionar el ambiente.

  • No mantener recipientes con agua sobre la estufa, cocina u otra fuente de calor.

  • El calefón no debe estar en el baño, ni en espacios cerrados o mal ventilados.

  • No encender motores a combustión (grupos electrógenos, motosierras, etc.) en cuartos cerrados, sótanos o garajes.

  • No mantener el motor del auto en funcionamiento cuando el garaje está cerrado.

  • No arrojar al fuego plásticos, goma o metales porque desprenden gases y vapor que contaminan el aire.

Si ha ocurrido un caso de intoxicación por monóxido de carbono en el hogar, es de suma importancia encontrar y reparar la fuente de fuga antes de regresar.

Si existe alguna duda, consultar telefónicamente a los Centros de Información, Asesoramiento y Asistencia Toxicológica, desde cualquier lugar del país, las 24 hs:

  • Centro Nacional de Intoxicaciones Hospital Nacional Dr. Alejandro Posadas: 0800-333-0160

  • Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez (Gallo 1330): 4962-6666/2247

  • Hospital de Niños Pedro Elizalde (Av. Manuel Montes de Oca 40): 4300-2115

  • Hospital Gral. de Agudos “Juan A. Fernández” (Cerviño 3356): 4801-7767 y 4808-2655

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *