Campaña en la Semana del Prematuro

La familia de un bebé prematuro, que nace entre la semana 22 y 36 del embarazo de la madre, tiene derecho a informarse y participar en las decisiones sobre su salud a lo largo de toda la atención neonatal y pediátrica, precisaron organizaciones médicas en el marco de la “Semana del Prematuro 2017”, que se extiende hasta el próximo domingo.

A pesar de que un niño puede nacer con tanta anticipación, los avances de la neonatología y los tratamientos hacen posible que ese bebé pueda nacer y crecer normalmente, para lo cual la calidad de la atención y la presencia y decisión paterna es fundamental.

La campaña, que abarca la conmemoración del Día Internacional del Prematuro el viernes que viene, y que se lleva a cabo esta semana con charlas en centros de salud en todo el país, hace eje este año en uno de los diez derechos de estos bebés, el número 8, que tiene que ver con el derecho paterno de tener una presencia activa en la evolución del bebé.

Este derecho fue tomado como prioridad para la campaña de la Semana del Prematuro que lanzó el Ministerio de Salud de la Nación con el apoyo de Unicef Argentina, por octavo año consecutivo, y que contempla el registro de instituciones para que se adhieran a estas acciones.

Por su parte, el Consejo de Obras y Servicios Sociales Provinciales de la República Argentina (COSSPRA) se sumó a la campaña con el objetivo de concientizar sobre este derecho en particular y todos los que asisten al bebé prematuro.

“El objetivo de esta semana es crear conciencia sobre los derechos de los niños y niñas que nacen prematuramente. Aunque en total son diez, esta semana se hará foco en el derecho número ocho, que destaca que la familia de un recién nacido prematuro tiene derecho a la información y participación en las decisiones sobre su salud a lo largo de toda la atención neonatal y pediátrica”, señaló la entidad a través de un comunicado.

Fernando Avellaneda, miembro del Consejo y pediatra e interventor del Instituto de Previsión y Seguridad Social (IPSS) de Tucumán, precisó que las obras sociales provinciales que conforman el organismo “estamos próximos a firmar un acuerdo con la Dirección Nacional de Regulación y Calidad en Servicios de Salud, que nos permita trabajar en la acreditación de las maternidades que nos brindan prestaciones”.

“La idea es que todas las obras sociales provinciales firmen el acuerdo y, a partir de eso, se comiencen a realizar las acreditaciones buscando asegurar que un chico nazca donde debe nacer. Esto es que un parto normal o un embarazo controlado puedan desarrollarse en cualquier maternidad acreditada; mientras que si se trata de un parto de riesgo el binomio madre / niño tenga la atención que corresponde”, precisó.

Estos aspectos son los que se buscan garantizar dando cumplimiento a los derechos del recién nacido prematuro como el primero de ellos que dice que “la prematurez se puede prevenir, en muchos casos, por medio del control del embarazo al que tienen derecho todas las mujeres”.

Le siguen el derecho a nacer y ser atendido en lugares adecuados; a recibir atención adecuada a sus necesidades, considerando sus semanas de gestación, su peso al nacer y sus características individuales; a recibir cuidados de enfermería de alta calidad, orientados a proteger su desarrollo y centrados en la familia; a ser alimentados con leche materna; a la prevención de la ceguera por retinopatía del prematuro (ROP).

Además del derecho número 8, que está en el eje de la Campaña 2017, el resto plantea que los prematuros de alto riesgo deben acceder a programas especiales de seguimiento cuando sale del hospital; que tienen derecho a ser acompañados por su familia todo el tiempo, y a la integración social al igual que las que nacen a término.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *