Cómo acompañar el desarrollo cognitivo de los niños

La licenciada en Psicología y docente de la Universidad ISALUD, Lucila López, nos brinda herramientas para poder llevar a cabo desde casa y ayudar a los más pequeños a fortalecer sus capacidades.

El inicio lectivo trae consigo una de las preocupaciones más presentes dentro de los grupos familiares, y son las diferentes etapas del desarrollo cognitivo de los niños y su importancia en la supervivencia y la adaptación social. La Licenciada en Psicología y docente de la Universidad ISALUD, Lucila López, nos brinda herramientas para poder llevar a cabo desde casa y ayudar a los más pequeños a fortalecer sus capacidades.

“Todo aquello que promueva un pensamiento creativo y curioso, y les permita a los niños descubrir el mundo por sus propios medios e intereses es primordial para su desarrollo. Esto podemos llevarlo a cabo a través de actividades lúdicas, como los juegos simbólicos, la lectura y el relato de historias dentro del seno familiar, por ejemplo. Las cuestiones que no tengan que ver con lo repetitivo son las que más los ayudan. Si bien los chicos van a repetir estas y otras actividades, lo importante es que puedan marcar una diferencia que favorezca ese desarrollo, enfrentándolos a desafíos que les permitan crear nuevas soluciones”, explicó.

Con respecto a las bases neurobiológicas del desarrollo, la Licenciada resaltó que en la primera infancia el cerebro del niño está en total crecimiento, y sigue creando todas las sinapsis y conexiones que lo van a ayudar a apropiarse y conocer el mundo, por eso es fundamental poder potenciarlo y estimularlo. “Es importante también porque le estamos dando las bases en relación a su desarrollo en torno a la escolaridad, la lectoescritura y en la forma de codificar la realidad”, indicó.

Consultada acerca de las actividades que pueden practicarse dentro de la casa en pos de mejorar este desarrollo, la profesional destacó que lo más importante es pasar tiempo de calidad con ellos, en donde el adulto se predisponga a favorecer, como un andamiaje, esa forma de creación, de apropiación en relación a las cosas, a aprehender y apropiarse del mundo.

“Esto siempre es a través del juego, siendo fundamental que los mayores se predispongan también a este, compartiendo lecturas de cuentos que puedan ser creativos y que les permitan desarrollar y crear diferentes finales. En relación a eso y a modo de ejemplo, existen juegos dinámicos con forma de dado que tienen dibujos en cada cara, y se usan con la finalidad de relatar historias a partir de ese dibujo disparador que sale tras tirarlo”, manifiesta.

Para finalizar, con respecto a las prácticas que pueden atentar contra este desarrollo, la docente expresó: “El uso de las tecnologías y pantallas van en contra del pensamiento creativo, porque le ofrecemos algo que no les permite la interacción y el diálogo real entre personas. Además, los deja en una posición muy pasiva, porque son meros espectadores de imágenes que, si nosotros los dejamos, pueden tender al infinito. Al no haber un día y vuelta significativo, no hay posibilidad de movimiento, existe un plano de dos dimensiones, y los colores cautivantes generan en ellos cierta sensación de no poder ni querer dejar de ver esas imágenes, provocando ansiedad producto de la posibilidad de las pantallas brindan de ver todo el contenido de corrido e ilimitadamente”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.