Cómo afectará en Argentina el nuevo reglamento de protección de datos europeo

La forma en que las empresas y los organismos públicos recolectan, almacenan y usan la información de los europeos se verá radicalmente modificada cuando mañana entre en efecto el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), pero también cambiarán muchos de los servicios que usan los argentinos a diario. 
El nuevo marco legal supone que toda organización -sea cual fuere su localización geográfica- que trabaje con datos de europeos deberá informar de manera “entendible” cuál es el fin con el que se los solicitan y eliminarlos cuando esa misión se cumplimente, estándares que algunas empresas ya decidieron extender a todo el mundo.
Pero además, el tratamiento e intercambio de datos entre el viejo continente y otros lugares del mundo se verá necesariamente modificado, con especial atención al comercio electrónico.
A mediados de 2017, el Consejo Europeo aceptó la adhesión de Argentina al Convenio para la Protección de Individuos con respecto al procesamiento automático de datos personales, algo que fue visto como un reconocimiento a los estándares nacionales pero que ahora podría revisarse a la luz del RGPD.
Si bien especialistas cercanos a funcionarios nacionales dijeron entender que la actual legislación argentina seguirá teniendo el beneplácito europeo, paralelamente al proceso de instauración del Reglamento Europeo se comenzó a trabajar en la idea de una nueva ley nacional.
En 2016 se llevaron adelante jornadas de debate que derivaron en la confección de dos anteproyectos de
ley de Protección de Datos y cuya última versión se encuentra a disposición del Poder Ejecutivo para su estudio.
Pero mientras las naciones y los conglomerados estatales trabajan para mejorar la compatibilidad de las normas, las personas ya comenzaron a notar diferencias que van desde mails con referencias a las adecuaciones hasta nuevas condiciones cada vez que visitan un sitio de origen europeo.
Facebook, que a principios de abril había afirmado que solo aplicaría el reglamento a Europa, hoy anunció en un comunicado que introducirá cambios para que la “experiencia de usuario” que tendrán los europeos “esté disponible en todas partes”.
Por otra parte, Microsoft destinó una multitud de ingenieros -más de 1.600- para adecuar todos sus productos y servicios al RGPD y anunció esta semana que esas prácticas seguras serían aplicadas a todo el mundo.
“Este reglamento ofrece derechos a los europeos respecto de sus datos. Pero vamos a extender los valores a todos, aunque la normativa no lo requiriera, por ejemplo en Estados Unidos, creemos que es la forma ética de manejarlos”, explicó a Télam Asier Crespo, director jurídico de Microsoft Ibérica.
A la hora de dar ejemplos, desde la empresa de Redmond señalan que ellos no sólo venden un espacio en la nube, sino que ese servicio cuenta con herramientas que permiten un manejo “ético” de los datos, que incluyen la protección de los mismos, la posibilidad de migrarlos y, si es requerido, también borrarlos.
Otra de las gigantes que ya anunció la actualización de sus políticas es Google, que notificó los cambios a los usuarios de sus servicios en todo el mundo a través de una serie de correos electrónicos.
“Nada cambiará en su configuración actual ni en la manera en que se procesa su información. En lugar de ello, mejoramos la forma en que describimos nuestras prácticas y la manera en que explicamos las opciones que tiene para actualizar, administrar, exportar y borrar sus datos”, explicó en el mail que recibieron sus usuarios argentinos.
Twitter anunció que las personas que inicien sesión en su cuenta y vivan en la UE verán mañana un mensaje que explicará las actualizaciones aplicadas para cumplir el RGPD, pero sus comunicaciones oficiales no precisaron si las extenderán en algún grado al resto del mundo.
Apple, en cambio, decidió lanzar un sitio de privacidad donde, por ahora, solo sus usuarios europeos podrán descargar la información y los datos que la empresa tecnológica fundada por Steve Jobs haya recolectado.
El portal (https://privacy.apple.com/) ofrecerá información que incluye la actividad de la persona en App Store, iTunes Store, iBooks Store, y Apple Music, y también en la tienda online de Apple y sus tiendas minoristas.
También se podrá solicitar el historial en el centro de soporte AppleCare, y otros datos como los marcadores de iCloud, entradas de calendario, recordatorios, fotos y otros documentos y, según adelantaron, en cuestión de meses, extenderán el servicio al resto del mundo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *