Consenso en cirugía bariátrica y metabólica

Siete sociedades científicas generaron un documento con evidencia científica que avala el tratamiento quirúrgico de los pacientes con obesidad y síndrome metabólico, en particular en los casos de diabetes tipo II. La diabetes es una enfermedad en plena progresión en el mundo y está altamente asociada con la obesidad.

Siete sociedades científicas argentinas presentaron en el Auditorio del Senado de la Nación, un documento con información científica y bajo estricto análisis de evidencia acerca de la cirugía bariátrica (las más frecuentes son el by pass gástrico y la manga gástrica) y cirugía metabólica (asociada a la diabetes tipo II). En el mismo se detalla que los pacientes deben ser bien identificados y seleccionados, además se indica la preparación preoperatoeria, tipos de cirugía, entre otras consideraciones, constituyendo el primer aval médico a la práctica en nuestro país.

En la actualidad y a nivel mundial ya existen antecedentes científicos sobre el tema pero en Argentina se evidencia un cierto atraso. Es por eso que la Asociación Argentina de Cirugía, Sociedad Argentina de Cirugía de la Obesidad, Sociedad Argentina de Cardiología, Sociedad Argentina de Diabetes, Sociedad Argentina de Nutrición, Sociedad Argentina de Pediatría y Sociedad Argentina de Endocrinología y Metabolismo, avanzaron en la creación de este consenso con el objetivo de generar evidencia científica que avale el tratamiento quirúrgico de los pacientes que presentan Obesidad y síndrome metabólico, específicamente diabetes II.

Es decir, la novedad fundamental que arrojó este documento es la aparición de la llamada cirugía metabólica, que se realiza en pacientes obesos no mórbidos (IMC <40), pero que tienen Diabetes tipo II de difícil control metabólico. La diabetes tipo II es la más común y en el 90% de los casos está asociada al sobrepeso y a la obesidad. En los últimos años se descubrió que algunos pacientes pueden padecer “síndrome metabólico” con obesidad abdominal, aumento de la glucemia en sangre y trastornos del colesterol y que la enfermedad más importante asociada a este síndrome es la diabetes. El consenso comprobó que la diabetes, en algunos casos, puede ser tratada con un plan global que incluye cirugía metabólica.

Este tipo de cirugía es el método más efectivo para la obesidad mórbida consiguiendo una tasa de éxito a largo plazo superior al 70% comparada con el 3% que arrojan otros tratamientos médicos convencionales.

La razón de indicar esta cirugía es que produce una modificación de la secreción de hormonas que mejoran la Diabetes II.  Además el paciente evidencia una mejoría de la salud pancreática y de la secreción de insulina. En conclusión, dependiendo de la severidad y del tiempo de evolución de la diabetes tipo II es posible lograr una franca mejoría hasta la resolución de la misma a mediano o largo plazo.

El documento pone en evidencia que la diabetes tipo II es una enfermedad en progresión global asociada a la Obesidad. La conjunción de Obesidad y diabetes se ha dado llamar “Diabesidad” y juntas incrementan la mortalidad global de la población que las padece. Se estima que hacia el 2030 habrá un incremento del 59% en América Latina lo que expone claramente a la población y al país a un problema de salud pública de importancia.

Al respecto el Dr. Alejandro Grigaites- Coordinador de la Comisión de Cirugía Bariátrica de la Asociación Argentina de Cirugía- dijo: “Hemos logrado un enfoque multidisciplinario con el trabajo conjunto de las 7 sociedades que define científicamente como debe encararse el tratamiento global del paciente afectado”.

En nuestro país, el 61.6% de los argentinos tiene exceso de peso, en una proporción de 36.2% de personas con sobrepeso y 25.4% con obesidad según datos de la 4º Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR), realizada por la Secretaria de Gobierno de Salud y el INDEC presentada en abril de este año. Asimismo, la Organización Panamericana para la Salud (OPS) advirtió este año que Argentina tiene la segunda tasa más alta de sobrepeso en menores de cinco años en América Latina y el Caribe.

Estos datos demuestran que la obesidad alcanza hoy en Argentina a un cuarto de la población. Es por eso que un documento de alto poder científico como este se convierte además en una herramienta fundamental para que las autoridades gubernamentales, empresas de salud y otras instituciones obtengan datos concretos acerca de la metodología de este tipo de cirugía y los alcances del mismo, con el objetivo de que logren adecuar las reglamentaciones y leyes vigentes que en la actualidad se encuentra desactualizadas.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *