Diabetes: Demuestran que el omega-3 no es eficaz

Los suplementos de omega-3, ácidos grasos que se encuentran en el pescado y son recomendados para prevenir enfermedades cardiovasculares, no protegen a las personas diabéticas contra esas afecciones, según una investigación en Reino Unido, que se suma a otras con similares conclusiones.

Más de 15.000 personas diabéticas sin enfermedades cardiovasculares participaron en la investigación en Reino Unido.

El estudio fue dirigido por investigadores de la Universidad de Oxford y financiado por la British Heart Foundation, de acuerdo con una publicación en el New England Journal of Medicine, la revista médica más prestigiosa de Estados Unidos. .

A la mitad de los participantes se les prescribió una cápsula diaria de omega-3, mientras que a la otra mitad, sin que lo supiera, se le entregó una cápsula placebo, que era simplemente aceite de oliva.

En promedio, los investigadores dieron seguimiento a los pacientes durante un poco más de siete años.

Las personas fueron repartidas en forma aleatoria entre los dos grupos, siguiendo el método más riguroso para observar el eventual efecto del tratamiento.

El resultado fue que el número de accidentes cardiovascuares graves, de cáncer o de muertes, fue casi igual en los dos grupos.

No hubo alguna diferencia estadística significativa entre los dos.

Estos resultados demostraron que tomar omega-3 todos los días no reduce el riesgo de que personas diabéticas desarrollen enfermedades cardiovasculares.

En el mismo sentido, un análisis en enero de diez estudios en un total de 78.000 personas, publicado en la revista Journal of the American Medical Association (JAMA) de Cardiología, concluyó en que los suplementos de omega-3 no prevenían las enfermedades cardiovasculares entre las personas en riesgo, ni tampoco entre diabéticos.

Estudios anteriores, de 2012 y 2010 entre otros, habían arrojado conclusiones en la misma dirección. No obstante, la duda se mantiene por aquellas investigaciones que no se realizaron con un método aleatorio de placebo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *