“El 90 de las personas con esclerosis múltiple presenta fatigabilidad”

La fatiga es uno de los síntomas más discapacitantes de la esclerosis múltiple, según numerosas encuestas realizadas a pacientes. A diferencia de otros síntomas, la fatiga puede manifestarse en cualquier etapa de la enfermedad, incluso en aquellos recién diagnosticados, y no está necesariamente vinculada al grado de discapacidad.

Por Dra. María Laura Saladino, Directora Médica del Instituto de Neuro Rehabilitación INERE Martínez.

¿A qué convoca este taller?

-La idea es concientizar acerca de la esclerosis múltiple, pero este año tiene una particularidad que es la fatiga, la cual es un síntoma invisible porque cuando pensamos en la patología imaginamos una persona con dificultad en la movilidad, pero no lo relacionamos con la fatiga. Hasta un 90% de las personas con la enfermedad presentan fatigabilidad. Esta tiene características especificas como: aparece de forma súbita, aumenta con el correr del día, y no se relaciona ni con la edad ni con el tiempo de evolución de la enfermedad.

 

-¿El paciente lo relaciona como un síntoma de la enfermedad?

-Es uno de los síntomas más invalidantes, porque puede ser físico o cognitivo. El paciente empieza a sentir que ya no tiene energía. Es una patología que se da, en su mayoría, en personas jóvenes que están estudiando, trabajando o tienen niños en edad escolar, entonces la falta de energía no los deja responder a sus actividades y ahí es cuando empiezan a contarnos sobre su cansancio. En ese caso, primero tenemos que descartar las causas clínicas porque si no duerme bien, si tiene anemia o problemas de tiroides se trata primero eso y luego nos enfocamos en la fatiga primaria. Como no tenemos drogas para tratarla lo que se hace son intervenciones con estrategias de ahorro de energía. La idea es que el paciente pueda organizarse de manera de no desgastarse.

 

-Nos refería recién que es una enfermedad de personas jóvenes

-Es una patología de gente joven, en general son mujeres, como toda enfermedad autoinmune es más frecuente en el género femenino. Entre los 20 y los 30 años es cuando empiezan los síntomas. Podemos decir que ha aumentado la prevalencia de la enfermedad, pero también creemos que es causa de un aumento del diagnóstico.

 

-¿Cómo está Argentina en cuanto a diagnóstico y tratamiento comparado con otros países de Latinoamérica?

-En el país estamos muy bien. El tiempo de diagnóstico se acortó, hoy en 45 días ya podemos hacer un diagnóstico. A nivel tratamiento tenemos 19 drogas, que son las de más alta eficacia. Además, tenemos mejor acceso a la medicación que otros países de la región, donde en algunos casos no están cubiertas y en otros ni siquiera entraron al país.

 

-¿Qué perspectiva tienen de este taller?

-Tenemos mucho entusiasmo, porque es el primer encuentro que se hace presencial después de la pandemia, así que tiene una gran carga simbólica. Con la pandemia se perdieron los abrazos y hoy estamos los pacientes, sus familias y todo el equipo de salud esperando a la gente para darles contención y sepan que se puede vivir de la mejor manera con esclerosis múltiple y tener buena calidad de vida.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *