El arándano de la Mesopotamia argentina en alerta

La nueva plaga que podría amenazar al arándano argentino se llama Lobesia Botrana. Si bien aún no se detectó en la región, está presente en la Argentina desde el 2010, afectando a la producción vitivinícola de Cuyo.

Debido a su expansión hacia otras zonas productoras de vid, y a las similitudes en el tipo de producción, los arandaneros de la Mesopotamia decidieron comenzar tempranamente con la prevención para garantizar al arándano de la región como libre de esa plaga. Compromiso de las autoridades provinciales para reforzar barreras sanitarias.

La nueva plaga que amenaza a la producción de arándanos es la Lobesia Botrana, una plaga que en la Argentina apareció en Mendoza en el año 2010. Su presencia en la vid puede generar un problema muy grave y los daños son tremendos, dicen los especialistas.

Hasta hace 8 años, esta amenaza no existía en nuestro país, pero desde su primera detección en 2010 en Mendoza las distintas regiones productoras están en alerta y trabajando.

“Creemos que la plaga entró con las máquinas cosechadoras de vid que se traen de Europa. Ahí hace más de 200 años que se convive con ella. En América no estaba hasta el 2008, que es declarada en Chile, en 2009 en California, en Estados Unidos, y en 2010 en Mendoza en Argentina, y se ha ido extendiendo a provincias como San Juan y también en Cafayate, Salta”, explica la experta Violeta Becerra, ingeniera agrónoma responsable del área en la Estación Experimental Agropecuaria del INTA Mendoza.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *