El Pompidou se prepara para el traslado de sus obras: cerrará 5 años por reformas

El Centro Pompidou de París, una de las principales atracciones culturales de Francia, afrontará la mudanza de su enorme colección de arte moderno para dar paso a la profunda restauración del mítico espacio de plantas tubulares, que permanecerá cerrado durante cinco años a partir de 2025.

El traslado de las obras empezará en octubre, después de los Juegos Olímpicos de París. En ese momento el museo cerrará completamente sus puertas, anunció el presidente del espacio, Laurent Le Bon, según consigna AFP, mientras parte de las obras serán exhibidas en algunas regiones de Francia y el extranjero.

Emplazado en el centro de la ciudad, el Pompidou –oficialmente denominado Centre national d’art et de culture Georges-Pompidou– es una estructura de fachada innovadora que se inauguró hace cincuenta años y que opera como uno de los focos ineludibles del circuito cultural parisino: en 2022 atrajo a más de tres millones de visitantes. Dispone de un fondo de arte moderno y contemporáneo de unas 140.000 obras, de las cuales 3.000 son expuestas permanentemente.

El proceso de renovación permitirá resolver cuestiones como la corrosión y otros problemas relacionados con el deterioro generalizado, aunque los directores del espacio tienen también planes de expansión para su futuro, ya que se aprovechará el programa de reestructuración para añadir 20.000 metros cuadrados de espacio subterráneo mediante la ampliación de un antiguo garaje de autobuses. Los nuevos sectores incluirán salas de cine, así como espacios para exposiciones multidisciplinares y creaciones contemporáneas.

Y aunque mantendrá elementos como su Biblioteca Pública de Información y su Museo Nacional de Arte Moderno, también serán renovados y actualizados. Además, se abrirá una nueva terraza en la séptima planta que ofrecerá al público vistas del oeste de París.

“El cruce de fronteras disciplinarias ha cimentado la singularidad artística y el ADN del Centro desde su creación -aseguraron las autoridades-. Esta multidisciplinariedad le permite estar en contacto continuo con los retos de la sociedad. Situar a cada visitante en el centro del proyecto es continuar la tradición… Apostar por una hospitalidad sincera significa no saturar los espacios de exposición para aumentar la calidad de la presentación de las obras”.

El Pompidou está diseñado como un remolino de tuberías y conductos que hace que parezca que el edificio está planteado al revés. En su interior, cuenta con galerías de arte, una biblioteca y un restaurante.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *