Emergencia en la Infancia, un documento urgente

Argentina fue sede del Segundo Congreso Mundial Infancia sin violencia organizado por el Centro de Asistencia, Investigación y Formación en Infancia, Adolescencia y Familias (ARALMA), en donde se abordaron  los temas de violencias que atraviesan a la niñez y a adolescencia en distintas partes del mundo desde diferentes aristas.

Entrevistada en el programa de radio Paso Clave, Sonia Almada, psicoanalista y especialista en infancias y juventudes en Latinoamérica y presidenta de ARALMA, explicó los detalles del evento y las conclusiones a las que arribaron. Además presentó el documento de declaración de Emergencia en la Infancia basado en ocho puntos: las hambrunas, el maltrato infantil, la perspectiva de género, los infanticidios, el no escuchar la voz de los niños como determinante para incrementar su vulnerabilidad, el cuidado en la primera infancia, la niñez migrante y el matrimonio forzado.

Sobre  la puesta en marcha del Congreso, Almada expresó que “fue conmovedor”, por la importancia y sensibilidad de los temas que se expusieron y por cómo fueron presentados. “Se pudieron visibilizar muchas problemáticas de las que se sabe poco. Un ejemplo es la pornografía infantil, que tiene como base crímenes de abuso sexual”.

Respecto a ese punto, la experta sostuvo que el abuso sexual es uno de los delitos “más antiguos y más invisibles que existen”.

Por otra parte, contó que “en los últimos dos años -según denunció la fiscal Daniela Dupuy durante la actividad- se duplicó el consumo de pornografía infantil en Argentina”, relató la socióloga.

“Los niños muchas veces quedan en el medio de la violencia intrafamiliar, pueden no haber sido golpeados pero si presenciaron violencia de género y tiene que haber contención hacia ellos”, afirmó Almada sobre otro de los tantos padecimientos que sufren los niños en todo el mundo.

Respecto del maltrato infantil, la especialista consideró que es necesario atender al cambio de comportamiento de los niños. “Si modifica sus conductas, si su personalidad es errática o se comporta de manera poco esperable, podemos estar frente a un caso de abuso. En general si hay abuso sexual, los niños tienen problemas de control de esfínteres, de alimentación y trastornos de sueño”, agregó.

Del Congreso en el que participaron más de 250 expertos en niñez y adolescencia tanto nacionales como internacionales, surgió un documento sobre Emergencia en la Infancia, que podes acompañar con tu firma en https://www.change.org.

COMPARTIMOS LA ENTREVISTA COMPLETA Y EL DOCUMENTO FINAL SOBRE EMERGENCIA EN LA INFANCIA

Documento del  2° Congreso Infancia Sin Violencia 

Aralma – Buenos Aires – Argentina

A 21 días del mes de agosto de 2019 en la ciudad de Buenos Aires, y abriendo el Segundo Congreso Mundial Infancia Sin Violencia, los y las abajo firmantes, acordamos en la  necesidad de solicitar la Declaración de la Emergencia de la Infancia fundamentados en ocho  puntos.

1) El hambre en la niñez es una clara vulneración a los derechos de niños y niñas y condiciona su desarrollo 

“El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo” es un informe conocido a fines de 2018 y desarrollado por organismos internacionales. Allí se asegura que un total de 821 millones de personas padecen hambre mientras que más de 150 millones de niños y niñas menores de 5 años están afectados por retraso del crecimiento.(1)

En Argentina la pobreza afecta a casi 6 millones de chicos. Más de un millón y medio tienen hambre según las mediciones del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina. El 51,7% de los chicos y las chicas en este país son pobres. Son 5.913.719 niños de 0 a 17 años.

El Indec realizó una nueva Encuesta Permanente de Hogares (EPH) y de allí se remarca que en Argentina hay una 49.6% de pobreza infantil, mientras que la indigencia trepa al 11.3%. Quedó demostrado que los mayores afectados por la crisis económica son los menores de 14 años. Con estos porcentajes, 1 de cada 2 niños menores de 14 años vive en hogares pobres, con un total de 5 millones de chicos pobres, de los cuales casi un millón es indigente(20).

En el mundo y según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) los conflictos armados son una de las principales causas que explican por qué el hambre afecta a millones de niños.

La inseguridad alimentaria aumenta durante las guerras al tiempo que se destrozan los sistemas de agua y saneamiento y los centros de salud quedan inutilizados. En el caso de los países con mayor incidencia de desnutrición infantil suelen ser propensos a sufrir sequías.

La inestabilidad política provoca debilidad de las instituciones e impide tomar medidas para luchar contra la desnutrición de la población.(2)

Sin embargo existen países que no están afectados por estas situaciones y donde la distribución desigual de la riqueza impide el acceso de la población a una alimentación adecuada.

“Hambre cero” se denomina el segundo Objetivo de Desarrollo Sostenible de la ONU acordado en 2015 por líderes de más de 150 países.

Para 2030 la meta será poner fin al hambre y asegurar el acceso de todas las personas, en particular los pobres y las personas en situaciones vulnerables, incluidos los lactantes, a una alimentación sana, nutritiva y suficiente durante todo el año.

Además busca poner fin a todas las formas de malnutrición, incluso logrando, a más tardar en 2025, las metas convenidas internacionalmente sobre el retraso del crecimiento y la emaciación de los niños menores de 5 años. También apela a abordar las necesidades de nutrición de las adolescentes, las mujeres embarazadas y lactantes y las personas de edad.(3)

2) El maltrato infantil es una expresión del abuso de poder de parte de los adultos y deja secuelas irreparables 

Según la Organización Mundial de la Salud, “el maltrato infantil se define como los abusos y la desatención de que son objeto los menores de 18 años, e incluye todos los tipos de maltrato físico o psicológico, abuso sexual, desatención, negligencia y explotación comercial o de otro tipo que causen o puedan causar un daño a la salud, desarrollo o dignidad del niño, o poner en peligro su supervivencia, en el contexto de una relación de responsabilidad, confianza o poder.(4)

La Sociedad Internacional para la Prevención del Abuso y Negligencia Infantil, asegura que “5 niños mueren cada día debido al maltrato infantil. Una de cada 4 niñas o 1 de cada 5 niños es abusado sexualmente y más de mil millones de niños en todo el mundo experimentan violencia anualmente”.(5)

Según Unicef cerca de 300 millones de niños de 2 a 4 años en todo el mundo (3 de cada 4) son víctimas de algún tipo de disciplina violenta por parte de sus cuidadores. Hay 250 millones de niños (6 de cada 10) son castigados por medios físicos. Sobre la base de datos de 30 países, 6 de cada 10 niños de 12 a 23 meses están sometidos a algún tipo de disciplina violenta.

Hay 732 millones de niños en edad escolar viviendo en países donde el castigo físico en la escuela no está completamente prohibido.

Sólo 59 países, 10 de ellos en América Latina, han adoptado una legislación que prohíba totalmente el castigo corporal contra los niños en el hogar, lo que deja a más de 600 millones de niños menores de 5 años sin protección jurídica plena.

En todo el mundo, alrededor de 15 millones de mujeres adolescentes de 15 a 19 años han sido víctimas de relaciones sexuales forzadas en algún momento de sus vidas.(6)

Respecto a las acciones mundiales en relación a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el número 5, busca lograr la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y las niñas. Plantea entre otras cosas, la eliminación de todas las formas de violencia contra todas las mujeres y las niñas en los ámbitos público y privado, incluidas la trata y la explotación sexual y otros tipos de explotación.

El ODS 1.6 persigue la Paz, Justicia e Instituciones Sólidas. Apunta a reducir significativamente todas las formas de violencia y las correspondientes tasas de mortalidad en todo el mundo y poner fin al maltrato, la explotación, la trata y todas las formas de violencia y tortura contra los niños.(7)

 3) La perspectiva de Género

Los primeros años de vida de una persona son constitutivos a nivel biológico, cognitivo, social, emocional y psicológico. En esa etapa se construyen nuestros esquemas y estructuras a través de los cuales miramos el mundo.

De estos esquemas derivan las creencias –atravesadas por las creencias parentales, sociales y culturales– que nos permiten asignar un significado específico a los acontecimientos que vivimos.

Como padres, madres, familias, docentes y sociedad estamos atravesados por preconceptos, expectativas y mandatos sociales que muchas veces no se condicen con los deseos de nuestras/os niñas y niños.

Además, existen muchas creencias fuertemente naturalizadas acerca de cómo ser niño, niña, varón y mujer. Tanto el sexismo como la igualdad se aprenden desde niña/o. Trabajar con la infancia la perspectiva de género es una invitación a considerar las diferencias entre niños y niñas como construcciones sociales.

En este sentido, será nuestro trabajo visibilizar la temática con el fin de combatir la discriminación y la estigmatización a través de la educación, divulgación y toma de conciencia de los estereotipos sobre ser mujer o ser varón, y las expectativas en relación con el género (21).

El Objetivo de Desarrollo Sostenible N°5 de Naciones Unidas trabaja en lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas. La igualdad entre los géneros no es solo un derecho humano fundamental, sino la base necesaria para conseguir un mundo pacífico, próspero y sostenible.

La primera meta busca poner fin a todas las formas de discriminación contra todas las mujeres y las niñas en todo el mundo y eliminar todas las formas de violencia contra todas las mujeres y las niñas en los ámbitos público y privado, incluidas la trata y la explotación sexual y otros tipos de explotación. Además plantea erradicar todas las prácticas nocivas, como el matrimonio infantil, precoz y forzado y la mutilación genital femenina.

 4) Los Infanticidios como muerte por la condición de indefensión

Desde Aralma Centro de Asistencia, Investigación y Formación en Infancia, Adolescencia y Familias organizador de este Congreso, se considera al Infanticidio en un concepto abarcativo y estructural donde se la da muerte a la infancia de diferentes modos, ya sea por negligencia, desamparo, olvido y/o asesinato. Niños y niñas mueren por su condición e indefensión.

A diferencia de otros tipos de situaciones que padecen niños y niñas, no existe en Argentina un registro oficial que permita cuantificar los infanticidios que se producen en el país. Es por eso que en este Segundo Congreso Mundial será propicio para exponer esta ausencia de estadísticas. Para ello una de las acciones concretas de Aralma es trabajar con el apoyo de International Business Machines Corporation (IBM) en la creación de un observatorio de las violencias para formalizar un espacio donde se reúnan los datos oficiales existentes y la creación de los que no se tienen aún en conjunto con organizaciones que forman parte de la red de trabajo.

Se calcula que 6,3 millones de niños menores de 15 años murieron en 2017 por causas en su mayoría prevenibles, según las nuevas estimaciones publicadas por Unicef, la Organización Mundial de la Salud, la División de Población de las Naciones Unidas y el Banco Mundial. Esta cifra representa la muerte de un niño cada 5 segundos.(8)

La gran mayoría de estas muertes, 5,4 millones, ocurren en los primeros cinco años de vida y alrededor de la mitad son de recién nacidos. Es decir que fallecen por causas que se pueden evitar o tratar oportunamente.

Cada 7 minutos, en algún lugar del mundo, un adolescente es asesinado en un acto violento. Sólo en 2015, la violencia costó las vidas de alrededor de 82 mil adolescentes. Las personas de 15 a 19 años son particularmente vulnerables, ya que tienen tres veces más posibilidades de morir violentamente que las personas adolescentes de 10 a 14 años.(9)

De acuerdo al informe “Infancias Robadas” de 2017 de Save the Children, los diez países con mayores tasas de homicidio infantil se sitúan en Latinoamérica y el Caribe. Honduras fue el país más violento para los menores de 19 años en la región, con una tasa de homicidios de más de 30 niños por 100 mil habitantes alcanzando casi diez veces por encima del promedio global.

Venezuela, El Salvador y Colombia tuvieron cada uno tasas de infanticidios de más de 20 por 100 mil habitantes, mientras que en Brasil, Guatemala, Trinidad y Tobago, República Dominicana, Panamá y Belice se registraron tasas superiores a los 10 menores por 100.000 habitantes.(10)

Si bien los infanticidios interpelan a las muertes de niños por su condición de serlo, cabe destacar la importancia de los fallecimientos por causas que si bien pueden ser evitables, en algunas regiones siguen ocurriendo.

En el caso del Objetivo número 3 que busca garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades, se trabaja para que en 2030 pueda reducirse la tasa mundial de mortalidad materna a menos de 70 por cada 100.000 nacidos vivos. Además para ese año se buscará poner fin a las muertes evitables de recién nacidos y de niños menores de 5 años, logrando que todos los países intenten reducir la mortalidad neonatal al menos hasta 12 por cada 1.000 nacidos vivos, y la mortalidad de niños menores de 5 años al menos hasta 25 por cada 1.000 nacidos vivos.

Nuevamente el ODS 16 espera promover sociedades, justas, pacíficas e inclusivas. Las violaciones de los derechos del niño a través de la agresión y la violencia sexual siguen asolando a muchos países en todo el mundo, especialmente porque la falta de información y la falta de datos agravan el problema.

Sus dos primeras metas para 2030 será reducir significativamente todas las formas de violencia y las correspondientes tasas de mortalidad en todo el mundo y poner fin al maltrato, la explotación, la trata y todas las formas de violencia y tortura contra los niños.(11)

 5) No escuchar la voz de los niños incrementa su vulnerabilidad

 El silencio es uno de los principales complicar de la impunidad de quienes cometen actos de maltrato y abuso hacia niños y niñas. Si bien este silencio se vincula al miedo de las víctimas y a la manipulación de los victimarios, la tendencia a desconocer, desmentir o directamente no escuchar los que niños, niñas y adolescentes nos dicen es parte constitutiva de estos silencios que incrementan la vulnerabilidad.

La participación activa de niños y niñas en la vida social, el reforzamiento de sus capacidades expresivas y la promoción de un diálogo intra e intergeneracional son factores protectores ante estas vulneraciones de sus derechos.

6) El cuidado en la Primera Infancia como base sólida para el crecimiento

Los avances científicos más recientes señalan que los 1000 primeros días de vida posteriores al nacimiento son fundamentales para el desarrollo cerebral. Durante este periodo se sientan las bases para el posterior desarrollo afectivo, cognitivo y social. El niño requiere seguridad en sus vínculos, estimulación oportuna, alimentación, no violencia para transitar esta etapa en forma saludable.

Un relevamiento nacional en Argentina, arrojó que casi 10 mil bebés, niños y niñas se encontraban privados de cuidados familiares.

De acuerdo al informe “Situación de niñas, niños y adolescentes sin cuidados parentales en Argentina” publicado en 2017 por la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia y Unicef, el 40% de chicos institucionalizados son adolescentes. Dicho texto expresaba también que las causas principales de adopción de medidas de protección excepcional que originan los ingresos a los dispositivos son las situaciones de violencia y maltrato y el abandono.

En el 79% de los casos se exceden los 180 días previstos como máximo tiempo de permanencia en las instituciones, según establecen las medidas de protección excepcional de derechos.(13)

En 2008, en Europa Central y del Este, alrededor de 1,3 millones de niños vivían en instituciones públicas; algo menos de la mitad vivía instalaciones de cuidados residenciales de gran escala o en internados. En el Oriente Medio y África, se estima que más de 300.000 niños viven en residencias.(14)

En el caso de México fallecieron 90 niños en centros de atención infantil desde mayo de 2009 a diciembre de 2018. En el 65% de las causas de los decesos ha sido por bronco-aspiración, de los cuales, al menos 30 bebés fallecidos tenían máximo 6  meses de edad.

En el sexenio de gobierno de Enrique Peña Nieto hubo 63 decesos en Centros de Atención Infantil por diversas casas, cifra mayor que la cantidad de periodistas asesinados en el mismo período. La investigación fue dada a conocer por Julio César Márquez de la Asociación Civil Nuestro Legado, integrada por padres de niños fallecidos en la mayor tragedia infantil de México, en la Guardería ABC.

7) Niñez migrante entre la huida por sobrevivir y el hallazgo de la muerte

Más de 1.600 niños murieron o desaparecieron entre 2014 y 2018 cuando intentaban llegar solos o junto a sus familias a un lugar que les ofreciera una vida mejor. Así quedó registrado en un informe de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), que advierte de que la cifra real puede ser mucho mayor.(15)

En 2018 organismos internacionales denunciaban que los vacíos en los datos sobre los refugiados, los solicitantes de asilo, los migrantes y las poblaciones internamente desplazadas ponían en peligro la vida y el bienestar de millones de niños en tránsito.

El llamado a la acción confirmaba que existían vacíos en la disponibilidad, confiabilidad, oportunidad y accesibilidad de datos y pruebas, esenciales para entender cómo la migración y el desplazamiento forzado afectan a los niños y sus familias.

Solo existe información registrada sobre la edad del 56% de la población de refugiados que se hallan bajo el mandato del ACNUR; solo el 20% de los países o territorios desglosan por edad sus datos y a falta de información sobre los niños migrantes y desplazados les priva de la protección y los servicios que necesitan.(16)

En 2016, Unicef aseguraba que aproximadamente 100 mil niños no acompañados o separados habían pedido asilo  en 78 países en 2015. Pero se reconoce que esta cifra es una subestimación.

Según Eurostat 2016, entre 2008 y 2015 un total de 198.500 niños no acompañados que pidieron asilo entró en países de la Unión Europea. La mayor parte de esos niños provenían de Afganistán y Siria. Los destinos más populares de niños no acompañados y separados en busca de asilo incluían Alemania, Italia, Reino Unido, Bulgaria, Turquía, Grecia, Egipto y Kenia. Muchos niños también emigraron hacia los EE. UU., en particular desde Guatemala, Honduras y México.(17)

8- El matrimonio forzado en niños y niñas como condena de por vida

Más de 100 millones de niños, no solo niñas, contraen matrimonio, denuncia UNICEF.(18) El matrimonio que se contrae antes de cumplir 18 años, constituye una violación de los derechos humanos. Pese a las leyes que lo prohíben en la mayoría de los paises, esta práctica sigue estando muy extendida.

Las niñas tienen menos posibilidades de seguir yendo a la escuela y más posibilidades de ser víctimas de violencia en el hogar.

Las niñas adolescentes tienen más probabilidades de morir a causa de complicaciones durante el embarazo y el parto que las mujeres de entre 20 y 30 años, y es más probable que sus hijos nazcan muertos o mueran en su primer mes de vida.

En todo el mundo, alrededor de un 21% de mujeres adolescentes se han casado antes de cumplir los 18 años. En África subsahariana, 38% de las niñas se han casado durante su infancia. Si no se acelera el proceso de eliminación del matrimonio infantil, hacia 2030 más de 150 millones de niñas se casarán antes de cumplir 18 años.

Pese a que afecta con mucha más frecuencia a las mujeres que a los hombres (1 de cada 5 versus 1 de cada 30), otro informe apunta que esta práctica tiene también fuertes consecuencias para los varones.

Alrededor del mundo el número de matrimonios infantiles de ambos sexos se ubica en unos 765 millones, cifra que incluye a unos 115 millones de varones que se casaron siendo niños.

Una investigación utilizó datos comparables de 82 países, que representan el 51% de la población de hombres en el mundo, y halló que en promedio 4,5% de los hombres entre 20 y 24 años de edad se había casado o mantenía una relación conyugal antes de los 18 años.

El informe encontró que los países de América Latina y el Caribe incluidos en el estudio tienen los mayores niveles de prevalencia de matrimonio infantil de varones (8,3%), seguidos de las naciones del este de Asia-Pacífico (5,9%). Mientras que en las naciones de Medio Oriente es un fenómeno muy poco común (menos de 2%).

Se destaca además que 7 de los 20 países donde este problema se registra con mayor frecuencia son latinoamericanos. La lista regional la encabeza Nicaragua, seguida de Honduras, Cuba, Guatemala, Bolivia, República Dominicana y Colombia.(19)

Desde Aralma Asociación Civil, organizaciones, organismos, colectivo/as y particulares abajo firmantes solicitamos se declare  el estado de Emergencia de la Infancia en cada país, ubicando en agenda las problemáticas mencionadas y/o considerando otras de acuerdo a las particularidades de cada región.

  1. https://www.unicef.org/es/comunicados-prensa/el-hambre-en-el-mundo-sigue-aumentando-advierte-un-nuevo-informe-de-la-onu
  2.  https://www.unicef.es/blog/por-que-sigue-habiendo-hambre-en-el-mundo
  3. https://www.undp.org/content/undp/es/home/sustainable-development-goals/goal-2-zero-hunger.html
  4. https://www.who.int/topics/child_abuse/es/
  5. https://www.ispcan.org/who-we-are/
  6. https://www.unicef.es/sites/unicef.es/files/comunicacion/Una_situacion_habitual_Violencia_en_las_vidas_de_los_ninos_y_los_adolescentes.pdf
  7. https://www.undp.org/content/undp/es/home/sustainable-development-goals.html
  8. https://www.unicef.org/es/comunicados-prensa/un-ni%C3%B1o-menor-de-15-a%C3%B1os-muere-cada-cinco-segundos-en-el-mundo-seg%C3%BAn-un-informe
  9. https://es.insightcrime.org/noticias/noticias-del-dia/10-paises-tasas-altas-homicidio-infantil-latinoamerica-informe/
  10. https://www.savethechildren.es/sites/default/files/imce/_stolen_chilhoods_esp-vweb.pdf
  11. https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/health/
  12. https://www.unicef.org/spanish/protection/57929_58004.html
  13. https://www.argentina.gob.ar/sites/default/files/relevamiento_de_ninas_ninos_y_adolescentes_sin_cuidados_parentales_2017.pdf
  14. https://www.unicef.org/spanish/protection/57929_58004.html
  15. https://gsia.blogspot.com/2019/07/mas-de-1600-ninos-migrantes-fallecieron.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+GsiaInfanciaYAdolescencia+%28GSIA%2C+Infancia+y+Adolescencia%29
  16. https://www.unicef.org/es/comunicados-prensa/un-gran-vac%C3%ADo-de-datos-pone-los-ni%C3%B1os-refugiados-migrantes-y-desplazados-en
  17. https://www.unicef.org/publications/index_92710.html
  18. https://gsia.blogspot.com/2019/06/mas-de-100-millones-de-ninos-no-solo.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+GsiaInfanciaYAdolescencia+%28GSIA%2C+Infancia+y+Adolescencia%29
  19. https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-l
  20. https://www.indec.gob.ar/
  21. http://inadi.gob.ar/contenidos-digitales/wp-content/uploads/2018/07/Infancia-Interactivo-21-5-18.pdf

 

           La Voz de Lxs Chicxs Por una Infancia Sin Violencia

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *