Enfermedad Inflamatoria Intestinal: “una condición con necesidades insatisfechas”

Así lo afirmó de visita por la Argentina el Prof. Stefan Schreiber, especialista de la Universidad de Kiel, Alemania. Además, destacó la importancia de contar con más opciones terapéuticas para los pacientes con este tipo de afecciones.

Human Intestine Anatomy Illustration . 3D render

En general, el campo de la enfermedad inflamatoria intestinal se caracteriza por las necesidades insatisfechas. Por eso, es muy importante que se desarrollen más opciones terapéuticas para los pacientes. Debemos identificar la interacción entre las distintas terapias para comprender cuál es mejor para cada paciente”. La afirmación fue realizada por el Prof. Stefan Schreiber, Director del Departamento de Medicina Interna del Instituto de Biología Molecular Clínica de la Universidad de Kiel, Alemania, en un simposio médico que tuvo lugar en el marco del Congreso Argentino de Gastroenterología y Endoscopía Digestiva (GASTRO 2019), realizado recientemente en Mendoza.

La enfermedad inflamatoria intestinal (EII) es un grupo de afecciones crónicas -cuyo origen aún no se conoce con precisión- y que se caracterizan por producir un proceso inflamatorio en el tubo digestivo, con particular impacto en el intestino grueso. Se estima que en su conjunto afectan a alrededor de 35 mil argentinos.

Algunos de sus síntomas más comunes son diarrea con sangre, necesidad repentina y urgente de evacuar, dolor abdominal, pérdida de peso, cansancio, fiebre o febrícula, obstrucción intestinal y fístulas, que son comunicaciones anormales entre porciones del intestino o con otros órganos, lo que puede generar mayores complicaciones. Además, se pueden desarrollar manifestaciones autoinmunes en las articulaciones, piel, ojos e hígado, entre otras. Todas estas, situaciones que impactan gravemente en la calidad de vida y en la salud de los pacientes.

Durante el encuentro,  se abordaron también las principales novedades científicas en el abordaje de la colitis ulcerosa y de la enfermedad de Crohn, las dos principales afecciones que se engloban dentro de la EII.

La primera afecta el intestino grueso desde su porción más inferior (recto), extendiéndose hacia arriba en forma continua; mientras que la enfermedad de Crohn puede comprometer una o más porciones del intestino delgado, el colon  y en ocasiones otras porciones del tubo digestivo. Asimismo, existen otras denominadas ‘inclasificables’ y la colitis indeterminada, que no se ubican dentro de los grupos mencionados.

“Si bien aún no se ha hallado una cura para estas condiciones, existen distintos tratamientos que contribuyen a que los pacientes puedan tener una mejor calidad de vida. Estas enfermedades pueden ser muy discapacitantes, ya que producen una afectación significativa de las actividades diarias”, detalló la Dra. Lucrecia Koll, médica gastroenteróloga a cargo de la Unidad de Enfermedad Inflamatoria Intestinal del Servicio de Gastroenterología del Hospital Lagomaggiore de Mendoza.

Otro factor a tener en cuenta es que se presentan sobre todo en gente joven, a partir de la segunda década de la vida, en quienes se encuentran en plena etapa productiva, cursando estudios, trabajando y formando una familia. Su condición puede ser un obstáculo en esta situación. La buena noticia es que con un buen manejo de la enfermedad, sus signos y síntomas pueden reducirse significativamente. Por eso, los especialistas llaman a poner el foco en su correcto diagnóstico y en el adecuado abordaje terapéutico para mantenerla bajo control.

“Es importante que los pacientes no se acostumbren a una pobre calidad de vida, sino que acudan al especialista para resolver sus síntomas. En ocasiones los minimizan o lo asocian con su dieta, pero recomendamos realizarse los estudios que correspondan para arribar a un diagnóstico y su respectivo tratamiento”, explicó la Dra. Koll.

Existen diversas alternativas terapéuticas  para abordar la EII, según la severidad de la condición, la enfermedad en particular y las características del paciente. Afortunadamente, cada vez se están desarrollando más medicamentos con elevada eficacia y buenos perfiles de seguridad. Particularmente, los últimos avances para estas patologías son los medicamentos biológicos.

Durante el simposio médico, el Prof. Schreiber presentó los resultados de una investigación que comparó un biológico aprobado recientemente, denominado vedolizumab, con la alternativa disponible, el adalimumab, y demostró resultados notablemente superiores: una remisión clínica de 31,3% vs. 22,5% y una curación de la mucosa de 39,7% vs. 27,7% a la semana 52.

“Este estudio, denominado VARSITY, demostró que vedolizumab no solo actúa rápidamente sino que supera la eficacia clínica de adalimumab a las 6 semanas de tratamiento. Los resultados endoscópicos muestran un mayor grado de mejora bajo vedolizumab tanto a la semana 14 como a la 52”, concluyó el Prof. Schreiber.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *