Facebook, Twitter y Google+ tienen que ajustar su servicio a las normas de la UE

Facebook, Twitter y Google+, las empresas que concentran la mayor parte de las comunicaciones a través de las redes sociales, aceptaron ajustar sus condiciones de servicio a las normas de protección de los consumidores de la Unión Europea (UE), según informó ese organismo continental.

Los habitantes de la UE “que utilizan redes sociales no se verán obligados a renunciar a derechos inalienables tales como el de cancelar una compra en línea y podrán presentar sus reclamos en Europa en lugar de tener que hacerlo en California”, aseguró la Comisión en un documento.

Vĕra Jourová, comisaria de Justicia de la UE, afirmó: “Puesto que las redes sociales sirven de plataformas comerciales y publicitarias, deben respetar plenamente las normas de protección de los consumidores”.

“Deben respetarse las normas de la UE en materia de consumo y, si las empresas no cumplen, deben ser sancionadas”, reforzó la funcionaria.

Aunque las propuestas de las empresas parecen ajustarse a lo pedido por las autoridades de consumo, “solo han resuelto en parte cuestiones tales como su responsabilidad y la manera en que informan a los usuarios acerca de la posible retirada de contenidos o la resolución de su contrato”.

“En lo que respecta al procedimiento de notificación utilizado por las autoridades de protección de los consumidores para notificar y solicitar la supresión de contenidos ilegales, los cambios introducidos por algunas empresas son insuficientes”, explicó la autoridad.

En ese sentido, mientras que Google+ ha establecido un protocolo, con plazos para tramitar las solicitudes, Facebook y Twitter solo aceptaron facilitar una dirección de correo electrónico específica que las autoridades nacionales pueden utilizar para notificar las infracciones, sin comprometerse a tramitar tales solicitudes en plazos concretos.

Las medidas ejecutivas se empezaron a aplicar en noviembre de 2016, a raíz de numerosas denuncias de consumidores que habían sufrido fraudes o estafas al usar esos sitios web y, desde entonces, los operadores de redes sociales han acordado hacer modificaciones a sus reglamentos.

Las empresas se comprometieron a aplicar los cambios en sus condiciones de servicio en todas las versiones lingüísticas durante el primer trimestre de 2018.

Además, la Comisión Europea presentará en abril un “nuevo marco para los consumidores” para modernizar el Derecho vigente en la materia y garantizar su adecuado cumplimiento.

Para Martín Becerra, experto en comunicación e investigador del ICEP-UNQ, se trata de “un acuerdo sin precedentes que despeja dudas sobre la capacidad de las regulaciones estatales para intervenir sobre los gigantes globales digitales Facebook, Google y Twitter”.

El “trascendente” acuerdo “desbarata la prédica ‘anarcocapitalista’ que impugna la soberanía de los estados a la hora de representar los intereses de la sociedad ante los actores dominantes de la economía digital”, escribió el especialista.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *