Hasta un 80% de los rayos ultravioleta pueden atravesar las nubes y afectar nuestra piel

Resulta de importancia tener en cuenta que hasta un 80% de los rayos ultravioleta pueden atravesar las nubes y afectar nuestra piel a lo largo del año.

Durante el verano hay que tomar mayores recaudos, para prevenir el daño producido por sol, hay que evitar la exposición entre las 10 y las 16hs. Los efectos de los rayos solares en la piel pueden generar daños permanentes y hasta convertirse en factores de riesgo, y es por eso que el uso del protector solar debe ser de aplicación diaria y en varios momentos al día si vas a estar al aire libre.

Algunos tips para un uso correcto del protector solar son: debe ser de 30 FPS mínimo y hay que aplicarlo 30 minutos antes de exponerte al sol y reaplicalo cada 2 horas. No importa si está nublado, el sol tiene la capacidad de atravesar las nubes, aunque no lo veas y sus rayos UVA y UVB son absorbidos por la piel. Al salir del agua o luego de sudoración intensa también se recomienda reaplicar.

El protector solar se aplica sobre piel seca, tanto en la cara como en el cuerpo. La piel del rostro es la más sensible y la que se encuentra más expuesta a los daños del medio ambiente porque está siempre al descubierto. Por eso es donde primero suelen aparecer las arrugas, las marcas y las manchas. La piel de la cara es la que precisa mayor atención y es por eso que Dermaglós desarrolló un protector solar facial FPS 50 efecto seco sin color especialmente formulado para prevenir la aparición de manchas y arrugas. A su vez, es de rápida absorción e hidratación inmediata y se aplica muy fácil ya que es de textura liviana.

Para el cuerpo siempre es bueno utilizar un protector que aporte Vitamina E para dar un efecto antioxidante y antiinflamatorio, que tambien tenga alantoína ya que este activo posee una acción queratolítica y regeneradora de la piel. El protector solar de Dermaglós es ideal para pieles sensibles y al poseer FPS 50 es de alta protección y resistente al agua, al mismo tiempo de que protege de los rayos UVB Y UVA hidrata y nutre la piel.

Es importante que lo apliques en el cuerpo, con especial atención al cuello, orejas, labios, escote, manos y dorso de pies, que muchas veces dejamos sin protección y son más proclives a quemaduras solares. Recordá también que si trabajas o pasas tiempo cerca de ventanas, o dentro del auto, los vidrios permiten el paso de rayos UVA, por lo que también es recomendable ponerse FPS en estas circunstancias.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *