Hortalizas pesadas con labranza cero

El cultivo de ajo, cebolla y zapallo en siembra directa y riego por goteo incrementó los rendimientos, redujo las tareas en el lote,  permitió ahorrar combustible y hacer un uso más eficiente del agua.

Expertos del INTA trabajan en la incorporación de la labranza cero y el riego por goteo a los sistemas productivos de la región del valle bonaerense del Río Colorado. Es una de las zonas hortícolas más importantes de Argentina porque en casi 20.000 hectáreas se produce ajo, zapallo y se concentra gran parte de la producción de cebolla, que abastece el 80 % del consumo nacional y las exportaciones de este rubro.

Ensayos realizados demostraron que en algunos casos se duplican los rindes, se reducen de las tareas de laboreo, se ahorra combustible y permite hacer un uso más eficiente del agua. “La cubierta vegetal mejora sustancialmente la economía del agua, aumenta la infiltración y la capacidad de retención hídrica”, explicó el especialista del INTA Juan Pablo D´Amico quien resumió: “Tener el suelo protegido ayuda a reducir la erosión y la amplitud térmica”.

“Es un proceso que demanda menos trabajo, pero requiere mayor conocimiento, planificación y criterio”, opinó el experto.

 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *