La casa de Victoria Ocampo fue declarada Monumento Histórico Nacional

Una casa de Palermo Chico que perteneció a la escritora Victoria Ocampo y en la que se fundó la mítica revista cultural Sur fue declarada Monumento Histórico Nacional. Se trata de una vivienda de arquitectura moderna ubicada en Rufino de Elizalde 2831, en la zona conocida como Barrio Parque, y que actualmente pertenece al Fondo Nacional de las Artes.

La construcción está inspirada en múltiples referencias a la arquitectura de vanguardia europea, en especial francesa, y se llevó adelante en 1928 luego de que la destacada mecenas contratara al arquitecto Alejandro Bustillo para la edificación: el resultado final fue ponderado por el francés Le Corbusier durante su visita a la Argentina un año después.

La casa moderna provocó escándalo en las autoridades y los vecinos de la zona, ya que desentonaba con las construcciones afrancesadas del entorno. “Temían que semejante adefesio les estropeara el naciente Palermo Chico.

Yo estaba enamorada de la casa”, recordó años después la ideóloga de la vivienda.

En 1930, en sus inmediaciones tuvo lugar la fundación de la mítica revista literaria Sur, una de las más importantes de su época y que supo publicar escritos de Jorge Luis Borges, Oliverio Girondo, Adolfo Bioy Casares, Ernesto Sábato, Juan Carlos Onetti, Leopoldo Marechal, Jean Paul Sartre, Albert Camus, William Faulkner, Aldous Huxley, Rabindranath Tagore, Alejandra Pizarnik, entre otros.

Nueve años después, Victoria Ocampo decidió mudarse, tras la muerte de su padre, a la majestuosa casona de Beccar, conocida como Villa Ocampo y que actualmente pertenece a la UNESCO.

La casa moderna de Barrio Parque tiene un valor que “supera lo histórico y biográfico. Mucho más que un `sitio de memoria´, el lugar es un acabado y casi único testimonio de un personaje de trayectoria privilegiada, que encarnó y tradujo en el entorno físico que lo rodeaba la vital evolución en la cultura del siglo XX”, destacó el Gobierno.

En 2003, la magnate cementera, Amalia Lacroze de Fortabat, compró la casa para que pasase a formar parte del Fondo Nacional de las Artes (FNA), organismo que presidía desde 1992.

Dos años después, el inmueble abrió al público como Casa de la Cultura del FNA, destinada a ofrecer un espacio de difusión para las producciones artísticas locales.

Más tarde, en 2016, un equipo de especialistas en preservación del patrimonio comenzó un proyecto y una obra de restauración, refuncionalización y puesta en valor para volver a dar las características originales a todas las partes del conjunto: jardín, arquitectura exterior e interior, decoración, equipamiento y mobiliario.

El actual proyecto de revitalización incorpora a los usos culturales públicos la función de residencia para artistas y escritores, buscando relanzar la tradición de hospitalidad cultural inaugurada allí por Victoria Ocampo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.