¿Llora porque le salen los dientes? Consejos para aliviar al bebé

La dentición puede ser muy incómoda o dolorosa para el bebé sino tomamos ciertos recaudos.

Baby girl is sitting with her mother on the bed. She is trying to teethe on her mother’s finger.

Los primeros dientes empiezan a salir entre los cinco y nueve meses, y generalmente manifiestan distintos síntomas que producen mucha molestia. Cuando el pequeño atraviesa esta etapa, sus encías se inflaman y aumenta su sensibilidad, causándole malestar y dolor. Además, puede tener algunas líneas de fiebre, pérdida del apetito y babear más de lo habitual.

¿Cómo calmar el dolor?

Suaves masajes: con mucho cuidado y delicadeza, realizar masajes a las encías del bebé en forma circular con un dedo. Se puede hacer varias veces al día y el alivio será inmediato.

Mordillos: son especialmente recomendables aquellos que contienen líquido en su interior, para poder enfriarlos y que actúen como analgésicos. El uso de estos accesorios, a su vez, evitará que el bebé se lleve a la boca otros elementos que puedan hacerle daño.

Paños fríos: una buena opción es enfriar paños mojados para luego frotarlos suavemente en las encías o simplemente dejar que el bebé lo muerda.

Puré casero de frutas bien frío: puede resultar muy útil también pisar fruta fresca y refrigerarla en la heladera antes de dársela al bebé ya que produce un efecto analgésico y totalmente desinflamatorio.

¿Cuándo aparecen?

  • Dientes incisivos inferiores: entre los 5 y los 9 meses.
  • Dientes incisivos superiores: entre los 7 y los 11 meses.
  • Dientes laterales superiores: entre los 9 y 13 meses.
  • Dientes laterales inferiores: entre los 10 y los 16 meses.
  • Primeros molares superiores e inferiores: entre los 12 y los 18 meses.
  • Caninos superiores e inferiores: entre los 18 y los 24 meses.
  • Segundos molares inferiores y superiores: entre los 24 y los 30 meses.

Una vez que empiezan a salir los dientes, es aconsejable visitar a un odontopediatra para empezar a cuidar la salud bucal del bebé de manera adecuada. A su vez, es muy importante iniciar cuanto antes con la higiene de cada pieza dental, dos o tres veces al día con los elementos indicados para bebés (cepillo dedal y cepillos dentales para bebés).

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *