Los nuevos biomarcadores en enfermedades neurodegenerativas permitirán un diagnóstico precoz

 El jefe del Departamento de Neurología del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid y del Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo, Rafael Arroyo, ha asegurado que los nuevos biomarcadores en enfermedades neurodegenerativas permitirán el diagnóstico precoz y un seguimiento de los pacientes “más preciso”.

“Se considera un biomarcador a todo aquello que podamos medir desde un punto de vista clínico, en sangre, en líquido cefalorraquídeo o a través de pruebas de imagen como resonancia magnética (RM) o tomografía por emisión de positrones (PET), y que nos sirva para una detección precoz. Los biomarcadores nos ayudarán a iniciar los tratamientos de la forma más temprana e individualizada”, ha explicado el también director de la jornada ‘Biomarcadores en enfermedades neurodegenerativas: presente y futuro’, que se va a celebrar en el Hospital Universitario Quirónsalud Madrid.

De hecho, en la enfermedad de Alzheimer los biomarcadores tienen especial interés debido a que los futuros tratamientos se dirigirán a fases tempranas de la enfermedad. “La detección de proteína beta-amiloide, la proteína Tau y la fosfo-Tau cada vez es más sensible y específica. También es importante la detección de fases iniciales de la enfermedad a través de PET cerebral marcado con beta-amiloide y en un futuro PET con la proteína Tau”, ha comentado el doctor Arroyo.

Además, prosigue, en la detección temprana del Parkinson se considera que tiene gran importancia los estudios de resonancia cerebral y técnicas de Medicina Nuclear que aprecian alteraciones en la vía dopaminérgica del cerebro. Del mismo modo, en la esclerosis múltiple los aspectos clínicos, radiológicos y del líquido cefalorraquídeo nos sirven de marcador pronóstico y de respuesta a tratamiento.

Finalmente, el experto ha recordado que existen nuevos marcadores, como los neurofilamentos de cadena ligera que pueden ser obtenidos en la sangre del paciente y que pueden ofrecer una alerta temprana del pronóstico de la enfermedad y un indicador de seguimiento de esta patología.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *