Lupus: cómo es la innovadora terapia

El lupus es una enfermedad que ocurre cuando el sistema inmunitario se “confunde” y ataca al propio cuerpo, mientras que esta dolencia tiene síntomas que se comparten con otras, por lo cual, con frecuencia, se retarda el diagnóstico y el acceso a un tratamiento para quienes la padecen.

Ante esta situación, la Universidad de Erlangen-Núremberg, Alemania, realizó un trabajo de investigación experimental en el cual los especialistas consiguieron usar una terapia que hasta ahora se empleaba para las leucemias, linfomas y mielomas y con la misma se logró controlar la enfermedad en cinco personas con lupus.

“Estos pacientes están en remisión, pero todavía no podemos decir que están curados”, aclaró la doctora Carla Gobbi, médica reumatóloga y coordinadora de la mesa “Qué hay de nuevo en el tratamiento del lupus en el año 2022” del 55° Congreso Argentino de Reumatología de la Sociedad Argentina de Reumatología (SAR), que se desarrollará del 12 al 15 de octubre en Córdoba.

La experta explicó que esta terapia consiste en un proceso tecnológico complejo donde interviene la ingeniería genética y, en este caso, se extraen los glóbulos blancos de la persona y se los modifica para que puedan actuar en el organismo de una manera distinta.

Según los autores, este trabajo trató el lupus eritematoso sistémico (LES) con células T con receptores de antígenos quiméricos (CAR) anti-CD19 y, durante el seguimiento (entre 3 y 17 meses después del tratamiento), todos los pacientes habían experimentado una mejora de los síntomas, incluida la remisión de la afectación de órganos internos, así como la desaparición de los autoanticuerpos relacionados con la enfermedad, sin necesidad de seguir recibiendo terapias convencionales.

“En el tratamiento se inmunodeprime a la persona para borrar las células anteriores y se le inyectan estos glóbulos modificados. A los tres meses el organismo logra regenerar lo que se introdujo”, detalló la reumatóloga y advirtió que conlleva riesgos, además de ser costoso.

“De alguna forma estamos eclosionando las defensas del paciente antes del tratamiento”, señaló, y ante el resultado alentador, planteó que, si bien abre una esperanza y muestra una manera distinta de manejar el lupus, es un tratamiento que no va a estar disponible en el corto plazo.
Aunque estos resultados podrían constituir una nueva opción terapéutica para los pacientes con esta patología, es necesario un seguimiento más prolongado en ensayos clínicos de mayor envergadura para determinar la seguridad y la eficacia de la terapia con células CAR-T en este contexto, indicaron los investigadores.

Gobbi destacó que en la Argentina los expertos locales recibirán la experiencia de Laurent Arnaud, doctor en Inmunología por la Universidad de París y becario con especialización en Enfermedades Autoinmunes, principalmente Lupus Eritematoso Sistémico, en el Hospital Pitiè- Salpêtrière de París. En el encuentro científico se disertará sobre este trabajo con células CAR-T y otros ensayos en marcha que signifiquen un avance en el tratamiento contra la enfermedad.

“El paciente con lupus tiene que tener en claro que la clave está en adherir a las recomendaciones que le hace el reumatólogo. De forma general hay que cuidar la alimentación, usar protectores solares porque es uno de los factores que puede activar la enfermedad, tener un reposo adecuado y saber que la enfermedad cursa de manera distinta entre una persona y otra”, concluyó.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.