Picasso llega a la colección del Museo del Prado con un retrato que se exhibirá por cinco años

“Buste de femme 43”, valuado en unos 8,5 millones de dólares, se expondrá de manera inmediata en las salas de retratos del Greco, una de las referencias más evidentes en la pintura de Picasso”, precisaron en el Prado en un comunicado.

El Patronato del Museo del Prado aceptó hoy el depósito en su colección permanente, por cinco años, del retrato “Buste de Femme 43”, que Pablo Picasso pintó en 1943, en un verdadero hito porque se trata de la primera vez que una obra del artista pasa a integrar el acervo después de que el Guernica se trasladara de allí al Reina Sofía en 1992.

“Buste de femme 43”, valuado en unos 8,5 millones de dólares, se expondrá de manera inmediata en las salas de retratos del Greco, “una de las referencias más evidentes en la pintura de Picasso”, precisaron en el Prado en un comunicado.

La familia Arango Montull, a través de la Aramont Art Collection, donó la obra a la American Friends of the Prado Museum. Según el presidente del Patronato y exministro de Cultura, Javier Solana, “la decisión de American Friends es, sin duda, una buena noticia para todos los españoles”.

“Un cuadro de uno de nuestros grandes genios nacionales, hasta ahora en manos de una colección privada estadounidense, pasa a ser de acceso público gracias a la generosidad de la familia Arango Montull y American Friends y ello nos alegra a todos los que amamos la obra de Picasso, los museos y la Cultura”, sostuvo Solana.

La obra es, según la nota difundida por el Prado, “una muestra de la respuesta de Picasso a la violencia de la II Guerra Mundial” y explica que “en muchas de las imágenes femeninas pintadas en ese periodo el artista deformó los rasgos de las figuras de un modo radical. En esta, pintada en un solo día, lo hizo con trazos rápidos y muy seguros”.

Picasso fue director del Prado entre 1936 y 1939, nombrado por el presidente de la República Manuel Azaña. Nunca llegó a ejercer el cargo porque no tomó posesión, pero siempre deseó que algunas de sus obras se vieran en el museo madrileño y, hasta ahora, eso solo se había concretado durante numerosas exposiciones temporales, pero nunca en la colección permanente.

Al depósito de un Picasso se suma la aceptación, por el Patronato del Prado, de la donación de la obra “Retrato de Felipe III”, de Velázquez, que también le ha ofrecido la American Friends, tras haber permanecido en depósito desde 2016.

Por otro lado, el Patronato de la pinacoteca aprobó hoy las cuentas del ejercicio 2020, con un resultado patrimonial negativo de 18,5 millones de euros. “Los ingresos se han desplomado en un 75,5 % – de 33,3 a 8,1 millones- lastrados por la caída en la venta de entradas por la pandemia”, advierte el informe.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *