Por primera vez en Argentina detectan cáncer de mama con sensores de temperatura

San Juan se convirtió en la primera provincia del país en la que, desde Salud Pública, se usaron sensores de temperatura para la detección de cáncer de mama. De esta manera, las mujeres pueden acceder a un rápido diagnóstico de anomalías relacionadas con el cáncer de mama a través de tecnología de última generación: el Dispositivo Complementario de Estudio Mamario.

Los representantes de la empresa Welwaze, con sede en los Estados Unidos, confirmaron la elección de San Juan para el lanzamiento mundial del dispositivo para uso masivo.
Esta innovación en materia de salud se aplicará en el marco de la campaña “Mujeres + Sanas” con la cual el Gobierno de San Juan, a través del Ministerio de Salud, se propone optimizar el acceso equitativo y la calidad de atención sanitaria de las mujeres.

Este circuito de salud incluye estudio de mamas, test de HPV, test de colon, prevención de patología renal, prevención de patología cardíaca y metabólica. Los nuevos dispositivos beneficiarán a unas 60.000 sanjuaninas pertenecientes a los sistemas públicos y privados de salud, en una primera etapa.

Se trata de almohadillas autoadhesivas (parches) que complementan el estudio de la salud de las mamas de una manera rápida, accesible y sin dolor. Esta tecnología se encuentra aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) y la ANMAT.

La mesa de autoridades, en el acto de presentación de la campaña, estuvo conformada por: el gobernador de San Juan, Sergio Uñac; el vicegobernador, Roberto Gattoni; la ministra de Salud Pública, Alejandra Venerando; el presidente de la Corte Justicia de la provincia, Juan José Victoria; el superintendente de Salud de la Nación, Daniel López.

También participaron, el director de Welwaze Medical, con sede en Miami, Joseph H. Dayan MD, creadores de la tecnología del dispositivo Celbrea; y el CEO de Welwaze Medical, Alex Jimenes Nerss.

Salud, política de Estado

Si se tiene en cuenta la situación actual de la provincia en relación a la necesidad de la búsqueda activa de la población objetivo sin controles mamarios pertinentes, desde Salud Pública se propuso la utilización de esta tecnología que permite detectar la patología mamaria en estadios muy precoces y en una línea temporal acotada.

Esto es vital en el tratamiento del cáncer de mama ya que las probabilidades de supervivencia son del 90 %, o más altas, cuando la enfermedad se detecta de forma temprana. Los dispositivos son de probada eficacia como método de screening (prueba que se utiliza para la determinación precoz de enfermedades), además son de inocua, fácil y rápida aplicación en grandes poblaciones de mujeres en edades de riesgo, esto es, 25 a 79 años.
Estos parches no reemplazan los exámenes clínicos, pero pueden detectar anomalías en las mamas y cáncer en una etapa inicial.

El dispositivo Celbrea de Welwaze ha comprobado su eficiencia en la detección de enfermedad mamaria, demostrado en Centros de referencia mundial como el Memorial Sloan-Kettering Hospital (New York), Anderson Hospital and Cáncer Institute (Houston), cuyos informes fueron presentados ante el Ministerio de Salud.

¿Cómo funcionan?

Celbrea es un dispositivo de detección térmica desechable y asequible para el control de la salud de los senos. El mismo tiene como objetivo agregar a los protocolos de evaluación estándar existentes de los médicos un examen rápido e indoloro. Estos dispositivos no reemplazan una mamografía, pero proporciona una forma de detectar enfermedades mamarias, incluido el cáncer de mama.

Los parches o pads (que se se utilizan solo una solo vez) miden la diferencia de temperatura de los senos. Según datos de la compañía, cuando se desarrolla el cáncer de mama se forman nuevos vasos sanguíneos para apoyar el crecimiento del tumor. Ese proceso se conoce como angiogénesis.

Genera un aumento del metabolismo celular que causa que el área emita más calor de lo normal. Los parches cuentan con 1.188 sensores que miden la temperatura en tres ubicaciones clave en cada mama. El método compara la temperatura de un segmento del seno con el otro, para que un profesional de la salud pueda identificar la actividad celular anormal.

La aplicación escanea los parches y realiza el monitoreo y registro de los resultados. Su desarrollo está basado en inteligencia artificial. Procesa el genotipo y fenotipo de cada persona considerando también su experiencia de vida y exposición a factores de riesgo. La tecnología detrás del producto se basa en los principios de la termografía investigados por Gautherie de la Universidad francesa Louis Pasteur en Estrasburgo.
San Juan cuenta con un circuito de salud de la mujer, el cual permite a las pacientes acceder a un control de salud femenino en un solo día.

En una primera etapa, se capacitará a 40 equipos de salud, y una vez concluida la misma, se procederá a la realización del estudio en 40 centros de salud de toda la provincia. Durante 20 meses, se apunta llegar a 60.000 mujeres pertenecientes a los sistemas públicos y privados de salud. Además, se convocará a mujeres de un grupo etario según sus factores de riesgo, asegurando el cumplimiento de la equidad y la oportunidad en el diagnóstico.

Se usarán los parches en mujeres de 40 a 79 años y mujeres con factores de riesgo entre los 25 y los 40 años. Se incorporará la Unidad Sanitaria Móvil con el mismo fin. Se determinarán funciones de cada Nivel de Atención y red de derivación de casos positivos. En caso de resultado negativo del estudio, el seguimiento se realizará según normas vigentes de acuerdo a edad y riesgo.

En caso de resultado positivo del estudio, se procederá a la derivación al nivel de complejidad conveniente para completar el estudio y tratamiento requerido en cada caso. Se incorporará el concepto de Navegadoras, consistente en la labor de trabajadores sociales que realizan el rastreo del cumplimiento de cada una de las indicaciones del sistema de salud hacia la paciente y la búsqueda de las soluciones en las barreras en el sistema que se pudieran detectar.

Se dispondrá de tarjetas de transporte gratuitas para las pacientes con diagnóstico positivo de cáncer de mama. Con esta medida se pretende el acceso a movilidad de la paciente derribando una de las barreras de acceso a la salud. Se protocolizará el papel del recurso humano incluido en este plan: psicólogas, enfermeras, promotores de salud, médicos, trabajadoras sociales.

Sobre el cáncer de mama

El cáncer de mama es una enfermedad mundialmente prevalente y constituye un importante problema de salud femenina. Este tipo de enfermedad tiene mayor incidencia en mujeres. Argentina, luego de Uruguay, es el país de América con la tasa de mortalidad más alta.

Cada año mueren aproximadamente 5.400 mujeres y se diagnostican más de 21.000 casos. Durante 2020 y 2021, el mundo, y en especial el sistema de salud, se vieron terriblemente afectados por la pandemia de Covid- 19.
Esto generó la desviación de recursos humanos, técnicos, económicos, financieros, a la atención de esta patología.

Asimismo, a consecuencia de los aislamientos preventivos y el temor generado en la población, las mujeres no concurrieron a sus controles habituales de salud. Por esto, el Sistema de salud tiene el gran desafío de garantizar el acceso a los controles pertinentes y diseñar nuevas estrategias que reflejen el acceso oportuno y equitativo, para, de esta manera contener a la población objetivo, primero desde la prevención y luego desde el tratamiento adecuado, en el caso que lo requiera.

Para San Juan es fundamental fortalecer el plan de acceso a la atención del cáncer de mama, focalizado en obtener un diagnóstico precoz y tratamiento de esta enfermedad, que tengan como resultado final disminuir los estadios intermedios y avanzados de este flagelo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.