Qué es la ostomía y cómo funcionan las coberturas de salud

En el país sólo once provincias hasta el momento adhirieron a la Ley nacional 27.071 que les da cobertura médica a las personas que se realizaron una ostomía, y la última en sumarse fue Buenos Aires.

Mariela Montanari, de 49 años, que tiene una ostomía y es presidenta de Asociación de Personas Ostomizadas de Argentina (APOA), sostuvo que a ella por ahora no le fue fácil conseguir los insumos que necesita, y que “la ley algunos la conocen pero no le dan validez”.

Montanari fue operada hace seis años en el Hospital Carlos Udaondo y ella dice que “la operación me salvó la vida”, ya que gracias a eso “puedo hacer cosas que nunca había hecho porque antes de tener la bolsa iba al baño a cada rato”, y por eso no se podía alejar de su casa.

Sin embargo, se complica su situación por los insumos, los cuales deberían estar asegurados por la ley, ya que la misma, que fue sancionada en diciembre de 2014, incluye en el Plan Médico Obligatorio la cobertura de los dispositivos y elementos necesarios para las personas que tienen una ostomía.

“Tengo una pensión por invalidez y el programa Profe o Incluir Salud (me descuentan todos los meses) pero desde antes de la pandemia perdieron mis papeles y no me dan insumos. Estoy empezando otra vez a reunir toda la papelería y ver dónde la llevo. El municipio de Morón, donde vivo, no entrega insumos, creo que pocos saben de mi operación”, comentó.

El pasado miércoles, el Senado de la Provincia de Buenos Aires le dio sanción definitiva a la adhesión a la Ley 27.071, y así se convirtió en la provincia número 11 en adherirse. Las otras 10 provincias son: Jujuy, Salta, Tucumán, Santa Fe, Corrientes, Entre Ríos, Chaco, Neuquén, Río Negro y Chubut.

Edgardo Lugones, que es profesor y licenciado en enfermería y jefe de Docencia del Área de Enfermería y coordinador del Consultorio de Ostomías en el Hospital de Gastroenterología Dr.  Carlos Udaondo, señaló la importancia de que todas las provincias se adhieran a la ley para que se les asegure a los pacientes el acceso a los insumos que necesitan.

“Para hacer el día a día más fácil a quien se hizo una ostomía está la ley, porque la ley les va a asegurar la posibilidad de tener acceso a todos los insumos que gracias a los avances que tienen los laboratorios permiten que podamos adaptar los dispositivos para el paciente. Hoy por hoy la ley es esa herramienta fundamental que existe para que los pacientes, las obras sociales, y el Estado en su rol de proveedor de salud les garantice eso para que puedan hacer una vida normal porque si uno puede adherir bien el dispositivo una persona puede hacer una vida totalmente normal”, explicó Lugones en diálogo con NA.

Además, el profesional se refirió a la importancia de brindar herramientas “para trabajar en la formación de nuevos enfermeros y de generar esos espacios en los hospitales donde haya personas especializadas en el manejo de la ostomía”.

Lugones dijo también que la ostomía “sigue siendo un tema tabú porque tiene poca visibilización entonces queda en el imaginario social el ano contranatura, que es una forma discriminatoria de lo que es llamar a una ostomía”.

El 10 de diciembre de 2014 el Senado de la Nación sancionó la Ley N° 27.071 que estableció la inclusión en el Programa Médico Obligatorio (PMO) de la cobertura total de los dispositivos y elementos accesorios para las personas ostomizadas.

A nivel nacional, la sanción y posterior promulgación de la norma permitió asegurar la cobertura a todos aquellos pacientes que dependen del Sistema de Salud Pública Nacional o de los diversos prestadores de salud sindicales y privados en todas aquellas provincias que ya se adhirieron a la Ley. Sin embargo, esto no alcanza para asegurar la atención a todos los ostomizados del país, ya que es necesario que todas las provincias se adhieran.

¿Qué significa ser ostomizado?

La ostomía es una práctica quirúrgica de apertura de un órgano hueco hacia el exterior, que puede realizarse en la vejiga, el estómago, el intestino delgado, el colon o el recto, permitiendo la excreción de deposiciones líquidas o sólidas hacia un dispositivo (“bolsa”).

Las patologías que pueden requerir el recurso a este procedimiento son el cáncer colorrectal y/o de vejiga, las enfermedades inflamatorias intestinales, obstrucciones y enfermedades crónicas entre otras.

Los pacientes ostomizados son personas sanas, ya que la ostomía es el resultado de una intervención que hace viable una función vital, lo que les permite retomar actividades laborales, deportivas e intelectuales de manera normal.

De no poder acceder a los dispositivos y materiales específicos, los pacientes quedan imposibilitados desarrollar su vida con normalidad, siendo condenados a padecer una verdadera “invalidez social”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *