Cada vez es más difícil anticipar el clima

No todo es posible de ser previsto a pesar de que las recomendaciones técnicas destinadas a las actividades productivas hacen hincapié en la planificación para tener éxito. ¿El clima?: la incertidumbre.

En este contexto, Carlos Di Bella –director del Instituto de Clima y Agua del INTA Castelar– destacó el rol de los pronósticos a corto plazo por ser de los más tácticos y certeros, aunque los que menos posibilidades de adaptación y planificación validan.

“Hoy manda el corto plazo”, aseguró el especialista quien, además, agregó: “Estamos frente a una situación tan compleja y complicada en relación con los anegamientos en muchos lugares de nuestro país que, lo que suceda en el corto plazo, impacta decisivamente sobre los excesos de agua”.

En referencia a las abundantes precipitaciones registradas en las últimas semanas en las zonas ya afectadas por el exceso hídrico, explicó que “si bien los pronósticos indican cierta normalidad para los próximos meses, una precipitación un poco por encima de lo normal en este escenario tan saturado, igualmente resulta adverso en el corto plazo”.

Y agregó: “Es que estamos en una época del año en la que no hay mucho consumo de agua, ya que es mínima la cantidad que transpiran las plantas y la que es evaporada directamente del suelo”.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *