2 de cada 10 argentinos creen tener pérdida auditiva pero no se tratan

El Ministerio de Salud de la Nación Argentina señala que la discapacidad auditiva constituye el 18% de las discapacidades, la cual se reparte en un 86,6% de dificultades auditivas y un 13,4 % corresponden a sorderas. En tanto la hipoacusia afecta a entre 700 y 2.100 niños al año por lo que su detección precoz es de gran importancia para el desarrollo de la persona.

Según las últimas estimaciones a raíz de una encuesta realizada por MED-EL, compañía líder en soluciones de implantes auditivos, tanto hombres como mujeres mayores de 18 años de todo el país, sostiene que 2 de cada 10 argentinos creen tener pérdida auditiva pero no se tratan y esto se debe a que el 26% de los encuestados nunca verificó su audición, mientras que el 27% lo hizo hace 5 o 10 años.

Entre los motivos, la mayoría de las personas expresó no tenerlo como prioridad, en tanto que otros aludieron a la falta de conciencia que hay sobre este tema. Asimismo, casi la mitad de los encuestados (45%) dice conocer a algún familiar que padece esta problemática, en tanto que el 17% piensa que ellos mismos podrían estar sufriendo pérdida auditiva.

Con respecto a los hábitos, lejos de asistir a un profesional, el 40% de las personas manifestó tener que disculparse por no poder escuchar y el 28% simplemente sonríe y asiente. En cuanto a la comunicación mediada, la mayoría admite tener que subir el volumen de algunos dispositivos, como la TV y la radio.

El 5% de la población argentina padece hipoacusia y la cifra sigue aumentando año a año. La hipoacusia posee múltiples causas según la etapa en donde inicia, pero provoca consecuencias mucho más amplias en los primeros tres años de vida y durante toda la infancia, ya que es la etapa de mayor desarrollo del sistema auditivo. En el caso de los adultos entre las posibles causas se encuentran factores hereditarios, infecciones o aquellas que tienen que ver con la exposición a ruidos muy fuertes, explica el el Dr. Santiago Alberto Arauz referente de MED-EL.

¿Cómo afecta la hipoacusia en la calidad de vida de los adultos mayores?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que, una de las señales de hipoacusia en adultos mayores, es que, a pesar de escuchar, pueden no comprender algunas palabras, en especial en lugares con sonido ambiente o mucho ruido. Además de perder audición, se vuelven más sensibles a ciertos sonidos agudos.

¿Cómo detectar la hipoacusia a tiempo?

En principio, estar atento a la posible sintomatología es muy importante para actuar ante las primeras alertas y acudir a la atención profesional. Es común que para personas de 3 años en adelante se realice una audiometría, que es un examen donde se mide la capacidad de cada oído de percibir las vibraciones de diversas bandas del espectro audible.

En el caso de los adultos realizarse chequeos anuales podría ayudar a valorar los niveles de audición y ante la aparición de los primeros síntomas es importante acudir a un especialista (alteraciones en la transmisión del sonido, pérdida de la audición en alguno de los oídos, dificultad para entablar conversaciones o distinguir sonidos en espacios ruidosos), evitar el uso excesivo de auriculares, controlar el volumen de los dispositivos, realizar higiene auditiva con profesionales y prescindir de la exposición a ruidos muy elevados.

Buscamos concientizar sobre la importancia de la audición y, también, promover la prevención y diagnóstico oportuno de pérdida auditiva, e incentivar a la población para que se realice evaluaciones audiológicas periódicas, es muy importante, finaliza el Dr. Arauz referente de MED-EL.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *