Antibióticos y coronavirus: ¿quiénes responden mejor cuando el covid ataca?

Gabriel Vinderola, investigador principal del CONICET y profesor de Microbiología de la Universidad Nacional del Litoral, explicó cuál es la importancia que tienen las bacterias alojadas en el intestino como arma defensiva del organismo y cómo el exceso de antibióticos puede arrasar con ese recurso fundamental. La importancia de constituir, desarrollar y cuidar una buena microbiota intestinal como elemento fundamental de nuestro sistema inmunológico.

“Hay un exceso mundial en el consumo de antibióticos. Cuando aparecieron nos ayudaron a salir de situaciones críticas pero el abuso en el uso fueron creando resistencia y cada vez cuesta más defenderse de las bacterias patógenas. Por otro lado, los antibióticos hicieron el trabajo silencioso de ir eliminando bacterias buenas que componen la microbiótica que tenemos en el intestino”, explicó el experto en una entrevista con el programa de radio Modo Avión.

En este sentido, Vinderola sostuvo que los antibióticos afectan el sistema inmunológico porque “nos pueden haber dejado desprovistos para defendernos, por ejemplo, de este virus. Italia es uno de los países de Europa que más antibióticos consume y un especialista analizó la relación entre estos medicamentos y la alta mortalidad por covid en ese país”.

Además agregó que “hay estudios que muestran que los niños que nacieron por cesárea y tuvieron que tomar antibióticos vieron afectadas las bacterias buenas que necesitamos” y afirmó que la leche materna es uno de las “mejores transmisoras de microorganismos que van repoblando el intestino y  hace a los chicos menos susceptibles de  infecciones”.

El investigador aclaró que no está aconsejando dejar de recibir antibióticos sino incorporarlos de manera cuidadosa y consultar a médicos especializados en microbiota. “Depende del grado de daño es la posibilidad de hacer irreversible la recuperación de la microbiota”.

Por otra parte, explicó la relación fundamental que existe entre el intestino y el cerebro. “El cuerpo está interconectado y todas las señales químicas del intestino llegan al cerebro, por eso no cuidar la microbiota puede desencadenar en ansiedad, depresión e incluso en enfermedades neurodegenerativas”.

PODÉS ESCUCHAR LA ENTREVISTA COMPLETA

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *