Bs As: inician estudio para medir el impacto del COVID-19 en el personal de salud

La iniciativa se lleva a cabo en respuesta a la Ley sancionada por el Congreso en las primeras sesiones que se realizaron de manera virtual, y alcanzará a todo el personal médico, de enfermería, de dirección y administración, logístico, de limpieza, gastronómico, ambulancieros y demás personas que presten servicios en establecimientos donde se efectúen prácticas destinadas a la atención de casos sospechosos, test y tratamiento de coronavirus.

La nueva normativa es conocida como “Ley Silvio” en conmemoración a Silvio Cufré, el primer trabajador de la salud víctima del coronavirus en la provincia de Buenos Aires. Este lunes se hizo oficial la declaración de interés nacional de esta ley que pondera “la protección de la vida y la salud del personal del sistema de salud argentino y de los trabajadores y voluntarios que cumplen con actividades y servicios esenciales durante la emergencia sanitaria causada por la pandemia de coronavirus”.

En este sentido, desde la cartera sanitaria bonaerense que conduce el Ministro Daniel Gollan se puso en marcha, a modo de prueba piloto, la “Estrategia de vigilancia epidemiológica para identificar la seroprevalencia de infección por SARS-CoV-2 en personal de salud del subsector público de la Región Sanitaria VIII, provincia de Buenos Aires”, a cargo del ministerio de Salud de la Provincia, el Instituto Nacional de Epidemiología “Dr. Juan H. Jara” y el ANLIS Malbrán.

CÓMO SE HARÁ

“En el contexto de la pandemia, la situación del personal de salud constituye un foco de interés fundamental, tanto por su alta exposición al encontrarse en la primera línea de respuesta, como por la posibilidad de convertirse en diseminadores de la infección en la comunidad”, explicó el ministro Gollan.

Detalló que para esta primera fase de la estrategia se seleccionaron 14 establecimientos del subsector público con internación general o materno infantil y, de manera aleatoria, 1.000 de sus trabajadores, quienes conforman la muestra a estudiar.

Se explicó que, como primer paso, se utilizará un cuestionario en papel autoadministrado para recabar datos epidemiológicos del participante. A cada uno, a su vez, se le tomará una muestra de sangre en el mismo lugar donde trabaja; el suero o plasma que se obtenga será remitido al Instituto Nacional de Epidemiología “Dr. Juan H. Jara” (INE) de la ciudad de Mar del Plata para su análisis. Se incluirá a todos los trabajadores seleccionados que firmen el consentimiento informado.

Se utilizará el test COVIDAR IgG, codesarrollo por CONICET, Instituto Leloir, Universidad de San Martín y Laboratorio Lemos SRL. En el caso de detectar anticuerpos, se procederá a la determinación de IgM y se informará en forma inmediata al responsable del establecimiento para que se arbitren los medios para la toma de hisopado nasofaríngeo del trabajador. Dicha muestra será remitida al laboratorio del INE; si resultara positiva se procederá al aislamiento del trabajador y a la búsqueda activa de sus contactos estrechos. La propuesta fue evaluada por el Comité de Ética en Investigación del INE.

A raíz de un trabajo conjunto entre el INE, la dirección de la RS VIII y las direcciones de hospitales, ya comenzó la etapa de trabajo de campo. Los materiales para el estudio, en sobre cerrado, se están distribuyendo a cada establecimiento.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *