Cada siete horas una persona murió durante el ejercicio de su trabajo por causas evitables

El dato se desprende del informe elaborado por un colectivo de familiares de las víctimas y trabajadores y trabajadoras de distintos sectores sindicales.

Un persona murió cada 7 horas durante 2020 por causas evitables durante el ejercicio de sus tareas de trabajo, según el espacio Basta de Asesinatos Laborales (BAL), un colectivo de familiares de las víctimas y trabajadores y trabajadoras de distintos sectores sindicales, que presentará este sábado su tercer informe anual en forma virtual.

El Informe fue elaborado a partir de los datos relevados por el Observatorio que la organización puso en marcha en 2018 para realizar el recuento de los “mal llamados accidentes laborales”, porque según BAL “¡si pudo evitarse no fue un accidente, es un asesinato laboral!”.

De acuerdo a su relevamiento, en 2020, falleció un trabajador o trabajadora en su puesto laboral cada 7 horas en el marco del año de pandemia en el que “hubo presión por seguir produciendo, pero no se garantizaron los protocolos sanitarios”, señalaron desde BAL.

El informe del año pasado había arrojado un muerto cada 14 horas, pero este año se incluyó en el relevamiento a trabajadoras y trabajadores fallecidos que se habían contagiado Covid-19 en los ámbitos laborales.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.