Cinco estudios presentados en ASCO que cambiarán la práctica clínica

La Reunión Anual de la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica (ASCO) ha dejado múltiples aspectos a destacar. Se presentaron más de 5.000 resúmenes, que incluían datos sobre nuevos tratamientos prometedores para la gran mayoría de tipos de cáncer.

Imagen con fines ilustrativos
Imagen con fines ilustrativos

También, contó con una serie de eventos educativos y de networking para profesionales de la oncología. Asimismo, hubo varias sesiones plenarias que abordaron temas importantes como la equidad en el cáncer, la inmunoterapia y la medicina de precisión.

En este sentido, representantes de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) se desplazaron hasta Chicago para asistir a este importante evento científico (ASCO) y, a través de la plataforma Onconexion han compartido los cinco estudios más relevantes desde el punto de vista del comité científico.

Isabel Gallegos Sancho, oncóloga médica en el Complejo Asistencial de Segovia, ha destacado que se han presentado múltiples trabajos en las diferentes patologías y lo más relevante desde el punto de vista del comité científico, que han pasado a ser sesión plenaria por ser lo más relevante desde el punto de vista que puede suponer un cambio en la práctica clínica desde el punto de vista de la oncología del día a día.

Entre los cinco trabajos fundamentales han enfatizado el estudio gastroesofágico IKF633/DANTE, el estudio sobre melanoma NADINA, los trabajos sobre cáncer de pulmón LAURA y ADRIATIC, y la sesión plenaria sobre el seguimiento de paliativos con asistencia presencial o telemedicina.

Adenocarcinoma de esófago resecable

La primera sesión plenaria en la que han puesto especial atención los expertos de SEOM ha sido la que estaba enfocada en un estudio sobre adenocarcinoma de esófago resecable. En el momento actual tenemos dos estrategias de tratamiento para los pacientes. Una de ellas es el tratamiento que llamamos ‘quimioterapia perioperatoria’, es decir, les administramos tratamiento de quimio, les operamos y les volvemos a dar tratamiento de quimioterapia. Y, por otro lado, existe una segunda opción que consiste en administrar quimio y radioterapia antes de la cirugía. Esto es lo que llamamos el esquema Flot vs el esquema Cross, explica Gallegos.

La experta señala que hasta el momento ambas estrategias no habían sido comparadas y no se conocía cuál representaba una mejor opción para estos pacientes con adenocarcinoma de esófago resecable. Ahora, el estudio ESOPEC, realizado por el grupo alemán, donde más de 400 pacientes se han randomizado a cada una de las dos estrategias.

La conclusión a la que llegamos es que en el momento actual para los pacientes con este tipo de tumor la mejor opción es la quimioterapia perioperatoria”, señala la oncóloga de SEOM, que especifica que se trata de cuatro ciclos de quimio, luego cirugía y, posteriormente, otros cuatro ciclos de quimioterapia postoperatoria. Está dando un aumento de la supervivencia global y una disminución de riesgo de muerte de algo más del 30 por ciento, subraya Gallegos.

Estudio sobre melanoma

El estudio sobre melanoma que se ha presentado en ASCO es muy relevante, ya que se trata del primer estudio en fase III en neoadyuvancia en melanoma estadio 3, es decir, con afectación ganglionar. En la actualidad, el tratamiento habitual para estos pacientes es la cirugía seguido de un tratamiento complementario después de inmunoterapia. Tal y como explica la especialista, ya había datos muy interesantes sobre aplicar tratamientos de inmunoterapia previo a la cirugía y esto es lo que se ha comunicado en el estudio conocido como estudio NADINA. Un estudio que lo ha intentado responder a la pregunta de si dar dos ciclos de inmunoterapia y después operar a los pacientes es mejor que operar y después aplicar el tratamiento de inmunoterapia.

A estos pacientes se les administraban dos ciclos de nivolumab e ipilimumab; después se les operaba y aquellos pacientes que presentaban remisión completa o casi completa no recibían ningún tratamiento más tras la cirugía. En el caso de que quedase enfermedad residual importante se les administraba tratamiento complementario de inmunoterapia, que sería lo estándar, o en aquellos pacientes con mutación de BRAF también se les daba la opción de seguir con tratamiento”, señala la oncóloga.

En este caso, la comparativa de administrar un tratamiento previo a la cirugía versus haerlo post cirugía ha demostrado con esos dos ciclos una disminución en el riesgo de progresión de melanoma de alrededor del 70 por ciento. Son datos muy importantes para esta población de pacientes con melanoma estadio 3. Además, se consigue casi la desaparición completa del tumor cerca del 60 por ciento y ya con el seguimiento que se lleva se ha visto que tiene una superficie muy prolongada más del 90 por ciento, recalca Gallegos.

Cáncer de pulmón

Respecto al cáncer de pulmón desde SEOM han destacado dos estudios muy significativos que se han presentado en ASCO 2024, en los cuales, además, ha habido participación de centros españoles.

El primero de ellos es el estudio LAURA en cáncer de pulmón estadio 3 no resecable con mutaciones EGFR. Esta mutación afecta a entre un 5 y un 20 por ciento de los pacientes, explica la especialista de SEOM. Hasta ahora a estos pacientes se les hacía tratamiento radical de quimio y radioterapia y después seguían con un tratamiento de inmunoterapia, que es lo que conocemos como el esquema Pacific, añade.

Sin embargo, ya era conocido que los pacientes que presentaban esta mutación no se beneficiaban tanto de esta estrategia. En este caso, el estudio buscaba responder si administrar un tratamiento específico dirigido con osimertinib contra esta población de pacientes frente a no hacerlo mostraba beneficios en términos de recaídas. Es un estudio claramente muy positivo hay una disminución del riesgo de progresión de la enfermedad del 87 por ciento y abre un estándar de tratamiento para esta población, asegura Gallegos.

El siguiente trabajo está enfocado a población que presenta mal pronóstico, los pacientes con cáncer de pulmón microcítico de célula pequeña.Hoy en día sabemos que las estrategias que tenemos, que también son la quimio y la radioterapia radicales, en esta población microcítica con cáncer localizado muestran una supervivencia recortada en torno a un 25 o 35 por ciento a los cinco años, especifica la oncóloga.En este caso, el estudio ADRIATIC responde a la pregunta de si después de ese tratamiento estándar y los pacientes no progresan se les administra tratamiento con inmunoterapia con durvalumab hasta un máximo de dos años. Se ha visto que en estos pacientes disminuye tanto su riesgo de recaída de la enfermedad como de muerte en torno a un 25 y 27 por ciento, respectivamente, destaca la experta.

Cuidados paliativos

Por último, los expertos han puesto sobre la mesa una sesión plenaria que ha presentado la importancia de insistir con los cuidados paliativos precoces en pacientes con enfermedades paliativas como en este caso cáncer de pulmón. En la presentación se ha expuesto como otras estrategias de seguimiento, como puede ser los seguimientos paliativos, no siempre presenciales sino también de forma telemática en forma de videoconferencias, podría ser una opción para tener esos controles precoces paliativos y dar calidad de vida de los pacientes.

Estos son los estudios de sesión plenaria que hemos querido destacar porque son muy relevantes, ya que cambian la práctica clínica y son una oportunidad muy importante para estas patologías, pero ha habido miles de abstract reseñables en todas las patologías, apunta la oncóloga en Onconexion.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *