Cómo elegir una cámara de videovigilancia para dejar protegido el hogar al salir de vacaciones

Iluminación, detección, alerta, ubicación, almacenamiento y comunicación son algunos de los puntos claves a la hora de pensar en una cámara que permita disfrutar de las vacaciones sin preocuparse por pérdidas materiales o intrusiones en el hogar.

Años atrás dejar solo el hogar era un riesgo, sobre todo quienes vivían ala calle solían pedirle a un familiar o amigo que pase regularmente por la casa para evitar pérdidas materiales, levantar correspondencia, prender o apagar luces y no dejar en evidencia que no había nadie viviendo allí en esos días. Hoy, gracias a la tecnología, esto ya no es necesario.

Los sistemas de videovigilancia han evolucionado en los últimos años y permiten monitorear todo desde el celular con el objetivo no solo de prevenir intrusiones sino también detectar situaciones que deban de requerir la presencia humana.

Si bien no hay una diferencia como tal a nivel de productos entre cámaras de videovigilancia para uso cotidiano como para su uso durante las vacaciones, si existe una constante de aumentar las vías de comunicación, es decir, contar con un sistema de respaldo del canal principal. Por ejemplo, si el sistema de cámaras funciona con la internet de la casa, sumar un apoyo 4G Modem para que el mismo nunca deje de perder la comunicación. Lo mismo pasa con un respaldo de energía eléctrica para que los cortes o problemas de suministros no ocasionen caídas en el funcionamiento de la videovigilancia.

“Es normal que para las fiestas de fin de año y con motivos de las celebraciones o viajes se incremente el número de cámaras o se mejoren las mismas por unas con mayor resolución que permitan aumentar el detalle de las escenas grabadas. Las especificaciones de cualquier sistema de protección domiciliario comienzan con la posibilidad de ser complementarios entre sí y se basan según el escenario o condiciones en las cuales tienen que funcionar. De esta forma existen 5 puntos a tener en consideración a la hora de establecer un sistema de videovigilancia cuando no se pretende estar presente.” explicó Marcos Romero, Sales SMB de Dahua Technology de Dahua

A continuación se muestran los puntos claves que debe tener una cámara de seguridad para poder disfrutar de las vacaciones plenamente:

Iluminación: Un sistema de cámaras debería de poder ver en oscuridad total, hay productos que utilizan sistemas de iluminación infrarrojos logrando imágenes en escala de grises o modelos más avanzados que llegan a obtener imágenes a color con muy poca iluminación ambiente.
Sistemas de detección y alerta: Un sistema de detección de incendio combinado con métodos de vídeo captura además de detectar un posible foco de incendio permite ver el origen y determinar planes de acción. Igualmente, sensores de inundación colocados en lugares específicos permiten controlar la llave principal de alimentación de agua disminuyendo las pérdidas ocasionadas. Además de esto, un punto muy importante es la posibilidad de generar alertas que lleguen al usuario, indicando que alguna regla de seguridad se activó y el usuario pueda gestionar las mismas para tomar una decisión.

Ubicación: La ubicación de cualquier cámara debe de estar claramente relacionada con la escena o acción que se quiere supervisar, comenzando con priorizar una pequeña área de interés y entendiendo que el resto acompaña a la escena principal. Una cámara colocada en un determinado ángulo nos permitirá abarcar más escenas visibles pero es probable que se pierda calidad en la visualización del rostro de las personas. Son este tipo de evaluaciones lo que permite obtener una solución de videovigilancia acorde a las verdaderas necesidades de cada escena a capturar.

Almacenamiento: Este punto está condicionado a la escena de interés que se desee filmar ya que el tiempo de almacenamiento dependerá de la importancia de revisar un evento. El tiempo de almacenamiento está atado a la relación de importancia de un hecho y al tiempo transcurrido. Existen muchas opciones de almacenamiento y estas están ligadas al número de cámaras así como a la resolución de video de las mismas.

Comunicación: Existen varios dispositivos de captura de video que pueden utilizarse separados o en conjunto pero la vía de comunicación es lo principal que se debe de garantizar. En este caso, contar con cámaras que almacenan las imágenes en memorias internas o en memorias extraíbles Micro SD, con posibilidad de utilizar espacio en la Nube como opción de almacenamiento principal o de respaldo es indispensable. También se pueden utilizar cámaras con grabadoras de video imágenes que faciliten la conexión con los servicios de comunicaciones permitiendo el acceso desde cualquier punto.

 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *