Cómo planificar un alimentación saludable

El Servicio de Endocrinología, Metabolismo, Nutrición y Diabetes del Hospital Británico se suma a la difusión de consejos relacionados con la alimentación para las Fiestas de Fin de Año.

Se acercan las fiestas y, a diferencia de otros años, muchas personas llegan a esta época con un exceso de peso que no es habitual. Esto puede deberse, entre otros factores, a un desequilibrio en la alimentación y la falta de actividad física que se acentuó durante varios meses producto del aislamiento social preventivo por el Covid19.

El exceso de peso condiciona la salud de las personas, por este motivo es fundamental mantener una alimentación equilibrada aún en estas fechas.

A la hora de planificar los encuentros de este año, no debemos olvidar las recomendaciones de distanciamiento social. Por eso, a la hora de elegir el menú hay que considerar: no recurrir a las comidas del tipo “bufet” a fin de que evitar que las fuentes de alimentos pasen por muchas manos
que la manipulación de alimentos se realice de forma correcta, al servirla o al preparar la mesa. lavarse correctamente las manos, evitar tocarse la cara, toser y/o estornudar sobre los alimentos.

Por otro lado, debemos tener en cuenta qué tipo de alimentos estarán presentes en la mesa tradicional de estas festividades, que generalmente incluyen alimentos muy calóricos y con elevado contenido de grasa. El lechón, pavita rellena o carré de cerdo, así como los turrones, el pan dulce, las garrapiñadas, pasas y maní con chocolate son algunos ejemplos de alimentos que trastocan nuestra dieta habitual.

“Para que en las fiestas se pueda mantener un equilibrio, es recomendable que una alimentación sana comience en la planificación. Es importante elegir opciones de menú saludables, que faciliten la tarea a la hora de cuidar nuestra salud, elegir platos que incluyan una variedad de vegetales, frescos e ideales para las altas temperaturas de verano”, sugieren desde el Servicio de Endocrinología, Metabolismo, Nutrición y Diabetes del Hospital Británico.

Comer de manera consciente es fundamental, ya que estos festejos suelen ser largos y eso posibilita las grandes ingestas de alimentos. Para poder disfrutar sin culpas, se recomienda elegir los alimentos en forma moderada. Para ello desde el Servicio sostienen que “es importante consumir abundantes frutas y verduras, preferir preparaciones frías, con cortes de carnes magros o pollo sin piel. Hidratarse bien, preferentemente con agua o en su defecto bebidas sin azúcar; moderar el consumo de alcohol y cuidar el tamaño de las porciones. Pero sobre todo y, fundamentalmente, comer despacio y disfrutando de cada bocado”.

Algunas opciones recomendables son:

Entradas: Vitel toné, tomates rellenos, vinagretas de vegetales o carnes.
Plato principal: pollo al horno, asado a la parrilla, mil hojas de vegetales, lasaña de berenjenas.
Guarniciones: ensaladas con base de hojas verdes y agregar otros vegetales, legumbres, pasas de uva, tomates secos, vegetales grillados (al horno o en la parrilla).
Postres: ensalada de frutas, se puede agregar helado (incluso realizar helado casero con frutas naturales)
Mesa dulce tradicional: elegir todo con moderación, se pueden preparar platos pequeños individuales a fin de controlar la cantidad.

“Siempre es necesario recordar que aquellos que van a conducir deben evitar consumir alcohol mientras que las personas que no vayan a conducir también deben beber con moderación, ya que el alcohol aporta calorías y ningún nutriente esencial, además de que en exceso puede afectar a la salud”, agregan los profesionales del Hospital Británico.

“Si logramos planificar estas fiestas con conciencia, cuidarnos y cuidar a los que amamos, podremos disfrutar de la compañía y el afecto de nuestros seres queridos, entendiendo que eso es lo más importante de estas fechas”, concluyeron desde el Servicio.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.