¿Cómo prevenir la intoxicación por alimentos?

Con la llegada del verano es fundamental recordar la importancia de prevenir enfermedades e infecciones transmitidas por alimentos, como las causadas por las bacterias de Salmonella y Escherichia Coli.

Por Natalia García Allende*

Las altas temperaturas del verano pueden convertirse en un caldo de cultivo para bacterias que causan malestar estomacal e incluso enfermedades graves. Se estima que cada año, 48 millones de personas contraen enfermedades transmitidas por los alimentos.

Para evitar este tipo de complicaciones, es importante seguir estas recomendaciones:

  • Almacenamiento y manipulación adecuados:Es esencial almacenar correctamente los alimentos perecederos (como carnes y lácteos), en refrigeración para evitar su descomposición. Además, lavar las manos antes y después de manipular alimentos es una regla de oro para prevenir la contaminación.
  • Inspección visual:Antes de preparar cualquier comida, es crucial inspeccionar frutas, verduras y productos lácteos en busca de moho, decoloración o mal olor. Si algo parece sospechoso, es mejor descartarlo.
  • Cocina segura:Cocinar los alimentos a la temperatura adecuada es fundamental para eliminar bacterias dañinas. Utilizar termómetros de cocina es una excelente manera de garantizar que los alimentos estén completamente cocidos.
  • Separar: Evitar la contaminación cruzada de los alimentos. Para ello, usar tablas de cortar y platos diferentes para la carne, pollo, pescados y mariscos crudos. Además, debemos asegurarnos de mantenerlos separados del resto de los alimentos en la heladera.
  • Congelar y descongelar: Asegurarse de que el freezer alcance la temperatura adecuada (por debajo de los -4°C). Descongelar los alimentos de manera segura, en agua fría o en microondas. Nunca dejar que los alimentos se descongelen sobre la mesada de la cocina, porque las bacterias se multiplican rápidamente en las partes de los alimentos que llegan a estar a temperatura ambiente.

*MN 137268. Médica del servicio de infectología y epidemiología hospitalaria. Hospital Alemán

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *