Crece el diagnóstico de mielofibrosis en personas jóvenes

La mielofibrosis es un tipo poco frecuente de ‘cáncer de la sangre’ que se caracteriza por el desarrollo de tejido fibroso en la médula ósea que impide que se produzcan suficientes células sanguíneas y esta condición crónica provoca anemia, sangrados y un elevado riesgo de infecciones.

Las estimaciones indican que 1 cada 100 mil habitantes puede verse afectado entre los 50 y 80 años, pero últimamente el diagnóstico viene ocurriendo también en personas más jóvenes como resultado de mayores controles médicos y un aumento del grado de sospecha por parte de la comunidad médica.

“La mielofibrosis es de evolución lenta, pueden pasar muchos años sin que aparezcan los síntomas. Hoy se realizan más controles médicos, más completos y precisos, y se hacen ecografías y radiografías, por lo que hay más posibilidades de llegar tempranamente al diagnóstico”, reveló el doctor Guillermo Arbesú.

Abresú, quien es el Director Médico del Instituto Arbesú Hematología de Mendoza añadió que “la comunicación, la información y educación de los pacientes y médicos generan un ambiente que promueve que se sospeche antes esta enfermedad”.

“Uno de los principales signos de la patología es el agrandamiento del bazo, y actualmente se evalúan con mayor atención todas las posibilidades que pueden desencadenar esa situación”, señaló.

Se calcula que alrededor del 85% de los pacientes con mielofibrosis sufre aumento del tamaño del bazo, que también puede ir acompañado de dolor o molestias en el abdomen o debajo de las costillas izquierdas.

Además pueden presentarse pérdida de peso, fatiga, sangrado, moretones en las piernas, dolor óseo, sudoración nocturna, dificultad para respirar y prurito (picazón) mientras que entre los estudios que se hacen para llegar al diagnóstico, se encuentran el análisis de sangre, radiografías y resonancias magnéticas, examen de médula ósea y pruebas genéticas.

Con el objetivo de ayudar a las personas con mielofibrosis y sus familias, desde A.C.L.A. (Asociación Civil Linfomas Argentina) lanzaron la página web www.mielofibrosis.com.ar, donde concentran información sobre la enfermedad y brindan orientación haciendo hincapié en la consulta al médico.

“Esta página web es una verdadera herramienta de encuentro y de servicio hacia las personas que están atravesando por los avatares que conlleva una enfermedad de este tipo. Incluso la página ofrece un listado muy completo de centros médicos de referencia que brindan atención en todo el país, clasificados por provincia y por localidad”, manifestó Haydée González, presidenta y fundadora de A.C.L.A.

En cuanto a los tratamientos, el doctor Arbesú indicó: “Existen diversos tipos de medicaciones, las llamadas de soporte, como analgésicos y transfusiones, y también otras específicas dirigidas a la alteración genética puntual”.

En tanto, el trasplante de médula, que es la única terapia definitiva con fines curativos, es un procedimiento que, según el especialista, tiene sus riesgos y sus complicaciones y además, el paciente candidato tiene que reunir todas las características para que el éxito supere a las posibilidades de fracaso.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *