Dan a conocer una guía para reducir infecciones por el uso de catéteres

Hasta el 70% de los pacientes hospitalizados requieren el uso de un catéter insertado en una vena o arteria periférica, en algún momento durante su estancia hospitalaria.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publica las primeras directrices mundiales para prevenir la aparición de infecciones del torrente sanguíneo y otras infecciones causadas por el uso de catéteres colocados en vasos sanguíneos menores durante procedimientos médicos.

Las malas prácticas en la inserción, mantenimiento y extracción de estos catéteres conllevan un alto riesgo de introducir gérmenes directamente al torrente sanguíneo, lo que puede provocar afecciones graves como sepsis y complicaciones difíciles de tratar en órganos importantes como el cerebro y los riñones. . También pueden ocurrir infecciones de tejidos blandos en el sitio de inserción del catéter.

Hasta el 70% de todos los pacientes hospitalizados requieren el uso de un catéter insertado en una vena o arteria periférica, también conocido como catéteres de inserción periférica (PIVC), en algún momento durante su estancia hospitalaria. Las personas que reciben tratamientos a través de catéteres suelen ser particularmente vulnerables a las infecciones, ya que pueden estar gravemente enfermas o tener baja inmunidad. La OMS estimó que entre 2000 y 2018, la mortalidad promedio entre los pacientes afectados por sepsis asociada a la atención médica fue del 24,4 %, y aumentó al 52,3 % entre los pacientes tratados en unidades de cuidados intensivos.

Muchas infecciones del torrente sanguíneo son causadas por infecciones bacterianas resistentes a los antibióticos. Se estima que la resistencia bacteriana a los antimicrobianos (RAM) fue directamente responsable de al menos 1,27 millones de muertes y contribuyó a 4,95 millones de muertes adicionales en 2019.

“Las infecciones asociadas con la prestación de atención médica representan una tragedia evitable y una grave amenaza para la calidad y seguridad de la atención médica”. afirmó el Dr. Bruce Aylward , Subdirector General de Cobertura Sanitaria Universal, Curso de Vida de la OMS. “Implementar recomendaciones de cuidado limpio y prevención y control de infecciones es fundamental para salvar vidas y aliviar una gran cantidad de sufrimiento evitable que experimentan personas en todo el mundo”.

Desarrollar e implementar orientaciones para prevenir la propagación de este tipo de infecciones ha sido una prioridad clave para la OMS. Las nuevas directrices incluyen 14 declaraciones de buenas prácticas y 23 recomendaciones sobre áreas clave para los trabajadores de la salud, que incluyen:

Educación y capacitación de trabajadores de la salud.
Técnicas de asepsia y prácticas de higiene de manos.
Inserción, mantenimiento, acceso, retirada de catéteres y
Selección de catéter

La OMS seguirá trabajando con los países para desarrollar e implementar mejores prácticas para reducir la aparición de infecciones del torrente sanguíneo en los hospitales y garantizar que todos los pacientes reciban atención segura y eficaz.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *