Descubren un nuevo género de parásitos en peces

Fue un hallazgo fortuito: ni el lugar ni la especie estaban en los planes de la investigación, ya que en principio no formaban parte de sus objetivos. “Nuestro grupo busca parásitos en cuerpos de agua de la provincia de Buenos Aires, y especialmente uno de los proyectos que llevamos adelante analiza la posibilidad de que esos organismos sirvan como indicadores de niveles de contaminación y del estado de la biodiversidad”, relata Martín M. Montes, investigador del CONICET en el Centro de Estudios Parasitológicos y de Vectores (CEPAVE, CONICET-UNLP-asociado a CICPBA).

En una toma de muestras en el arroyo Buñirigo, a la altura del partido de Magdalena, se encontraron con un pez de la especie Hoplosternum littorale –vulgarmente llamado cascarudo– que, si bien es nativo y se distribuye ampliamente hacia el noreste argentino, no abunda en ese ambiente acuático. Tras esta primera sorpresa, llegó la segunda: en su intestino vivía un parásito desconocido hasta el momento y que, gracias a este encuentro casual, el grupo de especialistas tuvo la oportunidad de describir por primera vez. La novedad se publicó a finales de 2022 en la revista científica Journal of Helminthology.

“En principio no me llamó la atención; se trataba de un digeneo, es decir una clase de gusanos parásitos, que no había visto con anterioridad, pero para conocerlo en profundidad había que esperar el análisis de laboratorio”, cuenta Montes. Más tarde, al someterlo a la tinción propia de este tipo de observaciones, se encontró con rasgos que no solo no se correspondían con ninguna especie conocida, sino tampoco con ningún género, una categoría taxonómica superior.

“Las dos cuestiones más llamativas eran el ovario, conformado por siete lóbulos, y el tamaño y forma de las ventosas oral y central, redondas y grandes. Para tener más información, decidimos realizar estudios de ADN y ver dónde lo ubicaban esos resultados”, continúa el experto. Las pruebas genéticas se centraron en dos genes en particular que situaron al organismo dentro de una familia denominada Alloglossidiidae. El paso siguiente fue comparar los rasgos observados en el recién descubierto con cada uno de los géneros de esta familia que constan en los registros de Sudamérica.

“La morfología no coincidía con ninguno de los géneros conocidos, y esto fue la principal señal para pensar que estábamos ante un descubrimiento muy interesante, ya que no solamente tendríamos una nueva especie que describir, sino un género que bautizar”, explica Montes. De lo observado, el rasgo más curioso era la forma de las ventosas: parecían dos pelotas. En la víspera del mundial de fútbol, la conexión con ese deporte resultaba inevitable. El nuevo género, que aparentemente no es perjudicial para el pez que lo aloja, recibió entonces el particular nombre de Diegoglossidium, mientras que la especie fue llamada maradonai, en claro homenaje al astro futbolístico Diego Armando Maradona.

“Soy fanático del fútbol y tengo muchos recuerdos de las alegrías que nos trajo ‘el diego’ a mí, a mi familia, y en general a todos los argentinos y las argentinas”, cuenta Montes, y reflexiona: “La dedicatoria de una especie u otra categoría biológica es siempre un halago. Lo aclaro porque a veces, como en nuestro caso trabajamos con parásitos, esto se considera una ofensa o algo negativo, pero es todo lo contrario. Es un homenaje que lo rescata como figura de la cultura nacional, no solo como deportista sino también por su compromiso social y el amor que siempre expresó por la Argentina”.

Otra particularidad acompaña la elección: el sufijo glossidium, que se desprende del nombre del género, proviene de “glóssa”, que significa “lengua” en griego, y que en principio responde a la forma que guarda el parásito, similar a dicho órgano bucal. Pero también, concluye el investigador, “hace nuevamente alusión a Maradona, personaje con una lengua filosa como pocas, ya sea dentro de la cancha como fuera de ella”.

Por Mercedes Benialgo

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *