Diabetes: Nueva presentación de una insulina está disponible en Argentina

Una nueva presentación de insulina está disponible en Argentina para pacientes con alteraciones en el tejido celular subcutáneo o con altos requerimientos de la medicación, ya que logra el mismo efecto con menores volúmenes de inyección en una sola aplicación al día y presenta menor riesgo de hipoglucemia nocturna comparada con otras de su tipo.

Una de cada tres personas con diabetes requiere una dosis elevada de insulina basal en cada aplicación y la mencionada insulina facilita la inyección, disminuye los reportes de dolor localizado y evita desdoblar la dosis, reduciendo el número de inyecciones.

El cuidado de los sitios de aplicación de la insulina así como la técnica de la inyección son fundamentales para el manejo del control de la glucosa, y la posibilidad de administrar la dosis de insulina necesaria en menor volumen ayudaría a preservar el tejido celular subcutáneo y evitar complicaciones relacionadas.

La nueva insulina es degludec 200 U/ml para el tratamiento de la diabetes tipo 1 y tipo 2 en adultos, adolescentes y niños a partir de 1 año y es una presentación que conserva las propiedades y el perfil de seguridad de la de 100 U/ml, pero conteniendo una dosis concentrada en volúmenes reducidos, en una lapicera prellenada que administra hasta 160 unidades de insulina en una sola inyección.

“La administración de elevados volúmenes de insulina puede hacer algo más dificultosa la aplicación, con riesgo de causar molestia o dolor en el sitio de inyección y requerir más fuerza o destreza. Esta insulina concentrada en menor volumen viene a mejorar específicamente este aspecto, ganando en comodidad para los pacientes, con la misma eficacia terapéutica, lo que podría inclusive contribuir a una mejor adherencia al tratamiento”, sostuvo el doctor Félix Puchulu, jefe de la División Diabetología del Hospital de Clínicas “José de San Martín”.

Asimismo Puchulu añadió: “El tratamiento de la diabetes es cada vez más personalizado, ajustando las dosis de insulina de acuerdo con el peso, edad, necesidades y objetivos terapéuticos de cada persona, realizando modificaciones a partir del seguimiento que se hace de los resultados que se van obteniendo en el manejo de la enfermedad. En este sentido, es muy útil la llegada de nuevas insulinas que se puedan adaptar a las necesidades individuales de los pacientes”.

La diabetes es una enfermedad que se presenta cuando el páncreas no puede producir insulina o cuando el organismo no la utiliza correctamente. La insulina es una hormona que permite que la glucosa en sangre pase a las células del cuerpo en forma de energía, si no funciona correctamente, la glucosa se acumula en la sangre y con el tiempo puede ocasionar daños irreversibles en vasos sanguíneos, órganos y tejidos.

Las formas más comunes son la diabetes tipo 1 y la tipo 2. La primera se presenta, por lo general, en etapas tempranas de la vida (aunque puede comenzar a cualquier edad) y no se puede prevenir aún. Aquí el organismo no produce insulina, por lo que ésta hormona debe ser administrada todos los días.

En cambio, la diabetes tipo 2, que es la más frecuente, en muchos casos se puede prevenir o demorar llevando una vida saludable. Afecta generalmente a adultos que presentan sobrepeso u obesidad y sedentarismo, observándose que la edad de comienzo va adelantándose, ya que existe diabetes tipo 2 en niños y adolescentes.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *