Diez mitos y verdades sobre los primeros auxilios

“Desde hace más de 150 años, la Cruz Roja desempeña en todo el mundo una función primordial en la prestación de servicios y en la formación en el ámbito de los Primeros Auxilios, bajo la convicción de que no son únicamente un conjunto de técnicas, sino que se trata de un acto de humanidad y solidaridad. Saber Primeros Auxilios, salva vidas”, aseguró a través de un comunicado Santiago Camino, Director de Formación de Cruz Roja Argentina.

La organización capacita anualmente a más de 50 mil personas en el país, además, con objetivo de mejorar la capacidad de respuesta de las comunidades ante una emergencia, trabaja junto a vecinos y vecinas en la formación de Equipos Comunitarios capacitados en Primeros Auxilios.

Mitos y verdades

• Si una persona comienza a convulsionar se debe meter un objeto en la boca para evitar que se trague la lengua: ¡Falso! No se deben impedir los movimientos ni sujetar a la persona. Sólo retirar objetos que puedan lastimarla y controlar el tiempo de las convulsiones.

• Si una persona adulta se atraganta hay que dar golpes en la parte alta de la espalda: ¡Verdadero! Son cinco golpes entre los omóplatos con el talón de la mano. Además, si continúa atragantada se deben realizar compresiones en el abdomen.

• Ante una quemadura se debe colocar pasta dental para refrescar o tomate para que hidrate: ¡Falso! Sólo se debe utilizar agua limpia y templada para enfriar y limpiar la zona quemada.

• Si se genera una ampolla por una quemadura hay que reventarla y quitar la piel para acelerar su cicatrización: ¡Falso! No hay que reventarla, al pinchar la ampolla, la herida tiene más probabilidades de infectarse. Es recomendable consultar a personal médico para su tratamiento.

• Para detener el sangrado de una herida se debe cubrir el área con un paño y aplicar presión directa: ¡Verdadero! La presión directa y de manera constante sobre la herida que sangra es la mejor manera, más rápida y efectiva para detener el sangrado.

• Si una persona se intoxica debe inducir al vómito para expulsar la causa de intoxicación: ¡Falso! Hay que identificar la sustancia intoxicante, la cantidad, el tiempo de exposición a la misma y llamar al servicio de emergencias. Generar el vómito puede provocar más complicaciones que beneficios.

• Si sangra la nariz se debe inclinar la cabeza hacia adelante y apretar las aletas nasales hasta que el sangrado frene ¡Verdadero! Es una forma fácil y efectiva de detener un sangrado nasal.

• Si una persona pierde la conciencia pero sigue respirando hay que sacudirla para que despierte: ¡Falso! Si no responde, es necesario verificar que respire normalmente. Si lo hace, se debe colocar a la persona de costado, controlar su respiración y comunicarse con el servicio de emergencias.

• Si una persona está por desmayarse debemos darle un caramelo o hacerla oler una fragancia fuerte ¡Falso! Hay que evaluar la situación, acostar a la persona en el piso y aflojar su ropa para facilitar la respiración.

• Ante una picadura de araña hay que colocar pimentón o ajo sobre la zona afectada: ¡Falso! Se debe lavar con agua limpia y templada la zona de la picadura y recurrir a supervisión médica. En caso de ser posible, aplicar un vendaje. Hay lesiones que pueden agravarse rápida y fácilmente en poco tiempo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.