Disminuyeron consultas y cirugías por cáncer colorrectal con la pandemia

Las consultas y cirugías por cáncer colorrectal disminuyeron entre un 50% y un 72% desde el inicio de la pandemia del Covid-19 en el país y con respecto a los mismos meses del año pasado.

Así lo informó la Sociedad Argentina de Coloproctología (SACP) en un comunicado, en el que además sugirió que aquellas personas que presentan síntomas asociados al cáncer colorrectal o que se encontraban en tratamiento antes de marzo de este año, realicen la consulte con un especialista.

Desde SACP, entidad civil sin fines de lucro que agrupa a los cirujanos especialistas de dicha rama de la medicina, estiman que las consultas y cirugías por esta patología (segundo cáncer en frecuencia y en cantidad de muertes anuales en nuestro país) cayeron en el período marzo-agosto de este año un 50%-72% con respecto a los mismos meses de 2019.

La SACP estimula a los pacientes a retomar las consultas y recomiendan que quienes presenten síntomas asociados o no con el cáncer colorrectal (sangrado por ano, salida de moco por ano, alteración del ritmo evacuatorio, entre otros), acudan también a un especialista.

“Esto permitirá evaluar cuales son los estudios pertinentes, descartar un cáncer colorrectal o hacer un diagnóstico y tratamiento más precoz”, dijeron los especialistas de SACP.

Y agregaron: “Si bien todas las personas mayores de 50 años sin antecedentes ni síntomas deben controlarse, se recomienda que este grupo de personas aguarde, hasta tanto mejore la situación sanitaria”.

Además, en el comunicado se indicó que los pacientes que han tenido cáncer colorrectal y se encuentran en correcto seguimiento pueden diferir los controles endoscópicos hasta tanto la situación se normalice.

“Independientemente de la pandemia, los coloproctólogos sugerimos a nuestros pacientes que tomen medidas higiénico dietéticas, que reducen el riesgo de padecer enfermedades crónicas no transmisibles (DBT, enfermedades cardiovasculares y cáncer colorrectal, entre otras) limitando la ingesta de bebidas alcohólicas, evitando el tabaco y el sedentarismo; con dietas ricas en fibras vegetales y en calcio y disminuyendo la ingesta de carnes rojas y embutidos”, sostuvo Karina Collia Avila, médica cirujana especialista en coloproctologia y miembro de la Comisión Directiva de SACP.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *