El apasionante tesoro oculto en el córdon umbilical

María de 32 años, que estaba embarazada de 8 semanas, concurría por primera vez a mi consultorio acompañada de Marcelo, su pareja. Demostraba una alegría que no podía disimular en su cara: era un embarazo muy deseado y buscado.

Nota de opinión elaborada por el Dr. Juan M. Serini, Ginecólogo (MN 122456 MP228926), quien explica que “el cordón umbilical es una gran fuente de células madre y se pueden obtener de la sangre que circula dentro de sus vasos sanguíneos”.

María de 32 años, que estaba embarazada de 8 semanas, concurría por primera vez a mi consultorio acompañada de Marcelo, su pareja. Demostraba una alegría que no podía disimular en su cara: era un embarazo muy deseado y buscado.

Traía una inmensa lista de preguntas, quería asegurarse contar con la mejor información para el cuidado actual y futuro de su bebé.

Durante la charla me preguntó: “¿Considerás importante que almacene las células madre del cordón umbilical de mi bebé?”.

A lo que respondí:” Tengo trillizos y junto a mi esposa decidimos realizar el almacenamiento de las células madre y tejido mesenquimales del cordón umbilical de mis tres hijos.” Así expresé una convicción que me acompaña: jamás recomendaría a una paciente algo que no consideraría apto para mi vida o la de mi familia.

Esta anécdota sirve como introducción al tema de las células madre y el tejido mesenquimal del cordón umbilical. Es apasionante conocer los tratamientos actuales y todo el abanico de posibilidades futuras que pueden realizarse a partir del cordón umbilical, el cual antes se consideraba material de descarte junto a la placenta.

¿Qué son las células madre y tejidos mesenquimales del cordón umbilical?

Las células madre, también llamadas “stem cells”, son células que tienen la capacidad de dividirse en otras células madre y diferenciarse a células especializadas o células “maduras” que integran los diferentes tejidos. Es decir, poseen el potencial para adquirir las características y las funciones de las distintas células del cuerpo.

Esta capacidad de las células madre es lo que llevó a estudiar las distintas posibles alternativas terapéuticas, haciendo posible lo que hace algunos años atrás parecía imposible de lograr.

En la actualidad se utilizan para hacer tratamientos de distintas patologías con éxito. P or ejemplo en un caso de leucemia, en donde el paciente requiere un trasplante de células madre originalmente eran sólo procedentes de médula ósea y hoy son las células madre de cordón umbilical la fuente a utilizar para la reconstitución medular.

La medicina regenerativa tiene en estudio múltiples posibles tratamientos con células madre para distintas enfermedades y probablemente en un futuro cercano estas nuevas terapéuticas sean realidad.

¿De dónde se pueden obtener las células madre?

El cordón umbilical es una gran fuente de células madre. En efecto, las stem cells provenientes del cordón umbilical se pueden obtener de la sangre que circula dentro de sus vasos sanguíneos, y de la denominada gelatina de Wharton, que se encuentra rodeando a los vasos sanguíneos del cordón umbilical.

Por un lado, las células madre hematopoyéticas obtenidas por punción de los vasos sanguíneos del cordón umbilical tienen la capacidad de diferenciarse hacia todos los tipos de células sanguíneas, y por eso se utilizan en tratamientos de enfermedades de la sangre.

En cambio, dentro de la “Gelatina de Wharton” se encuentran las células madre mesenquimales, que servirían para reparar tejidos dañados y reemplazar células que mueren en forma rutinaria, de ahí que son fundamentales en los tratamientos de la medicina regenerativa y podrían usarse para reparar tejidos musculares, tendones, cartílagos, etc.

¿La obtención de células madre puede dañar al bebé o afectar la salud de la madre?

De ningún modo. Es un procedimiento seguro que se realiza luego de que el bebé nació, y que el obstetra clampeó y cortó el cordón umbilical. Recién en ese momento se punza el cordón obteniendo la sangre de este y luego de que se extrae la placenta, se toma una pequeña parte del cordón umbilical para obtener células de tejidos mesenquimales.

Es importante destacar que actualmente el 99% de las células madre del cordón umbilical se descartan en el parto, que es el único momento en que pueden ser recolectadas para su posterior criopreservación, y de esta manera también se está descartando una gran oportunidad de acceder a la medicina preventiva del futuro.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.