El Hospital Austral avanza en la aplicación de la medicina 3D

El IM3D llegó para hacer más accesible una tecnología de vanguardia que, entre otras posibilidades, permite crear modelos 3D de anatomía específica de las personas.

A fines de 2023, el Hospital Universitario Austral inauguró el primer y único Instituto de Medicina 3D en Argentina, en un avance que incide en el futuro de los diagnósticos y las opciones terapéuticas.

Dicha tecnología revoluciona la medicina porque permite planificar previamente las cirugías a través de modelos virtuales y brinda nuevas posibilidades de tratamiento a los pacientes.

El IM3D llegó para hacer más accesible -tanto para pacientes como para la comunidad médica- una tecnología de vanguardia que, entre otras posibilidades, permite crear modelos 3D de anatomía específica de las personas, los que ayudan a la planificación quirúrgica y a la formación de médicos, además de contribuir a que los pacientes tengan una mayor comprensión de los procedimientos.

Desde la entidad ubicada en Pilar, en las últimas horas difundieron el saldo de los primeros meses de funcionamiento de su IM3D, que a su vez es el resultado de un proceso iniciado en 2016.

Hoy se consolida como un Instituto integrado por profesionales altamente capacitados, expresaron desde el Hospital Austral, destacando que ya realizó 103 planificaciones 3D, 89 guías de corte, 30 implantes a medida y cuatro biomodelos.

Además, hasta el momento intervino en tres casos de cirugía de tórax, dos de cirugía cardiovascular infantil y uno de cirugía de cabeza y cuello reconstructiva.

Beneficios

En palabras del Dr. Marcos Galli Serra, especialista en Ortopedia y Traumatología y coordinador del IM3D, la impresión 3D ofrece la posibilidad de reconstruir estructuras que antes no podían ser reconstruidas, sobre todo en pacientes de edades extremas, por ejemplo niños; o en regiones anatómicas donde habitualmente no se usan prótesis, como la rodilla o la cadera.

Además, el médico explicó otro de los beneficios: Esta tecnología también nos permite usar injertos de banco, es decir, trasplantes de hueso, de una forma mucho más precisa para reconstrucciones de segmentos específicos en la articulación, gracias a la planificación virtual.

En el sitio también se diseñan e imprimen implantes metálicos a medida de las personas. Por eso, el IM3D es el único en su estilo en la Argentina y en América Latina que cuenta con un ingeniero full time en su equipo.

La medicina 3D es una tecnología que debe utilizarse con criterio médico y en casos de excepción. De momento, se ha trabajado principalmente con pacientes con tumores óseos o de partes blandas con lesiones de gran volumen, que deforman el hueso y, por lo tanto, alteran sus relaciones.

También se ha utilizado en pacientes pediátricos sin disponibilidad de implantes para su edad y tamaño, o en defectos de formación o alineación ósea, ya sean congénitos o adquiridos luego de cirugías por fracturas complejas con consolidaciones incorrectas.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *