En Argentina la prevalencia de miopía es de 1 de cada 4 jóvenes

En 2050, se prevé que la prevalencia de la miopía, que está en aumento, llegue el 50 % de la población mundial. La miopía es una enfermedad de la visión que se manifiesta cuando el paciente percibe borrosos los objetos lejanos. La miopía se debe a que la imagen se forma delante de la retina, bien porque la córnea, el cristalino o ambos son muy potentes, o bien porque el ojo es más largo de lo normal. En el caso de un ojo sano, la luz entra a través de la córnea, la pupila y el cristalino y se enfoca directamente sobre la retina, en la parte posterior del globo ocular. Esto es lo que diferencia un ojo sano de un ojo con miopía. La miopía, además, suele afectar a ambos ojos, aunque no necesariamente en el mismo grado.

“Aunque se podría pensar que la era digital y las pantallas son los culpables, la realidad puede ser otra. La miopía estaba en aumento antes de la aparición del primer smartphone. Sin embargo, no se descarta que la lectura y el tiempo frente a la pantalla, puedan influir”, comenta Mauro Stabile, CEO de Novar, empresa de lentes oftalmológicas. “Los niños se estarían volviendo miopes a ritmos más rápidos y la teoría más aceptada para explicar este aumento es por la falta de tiempo al aire libre en la infancia”, agrega.

¿Cuáles son los síntomas de la miopía?

Los síntomas de la miopía suelen presentarse desde la infancia y pueden aumentar con el paso del tiempo al producirse cambios en la graduación asociados al crecimiento. La miopía tiende a estabilizarse después los 18 a 25 años de edad.

El principal síntoma es que el paciente ve claramente los objetos cercanos, pero percibe de forma borrosa los lejanos. Otros síntomas pueden ser:

Entornar los ojos para ver los objetos lejanos
Acercarse a los objetos para verlos
Fatiga visual
Dolores de cabeza o migrañas
¿Qué tipos de miopía existen?

Generalmente se suelen distinguir dos tipos de miopía:

Miopía simple. La miopía simple es el tipo más frecuente, es normal que se estabilice alrededor de los 18 o 20 años y se detectada a tiempo a través de un examen oftalmológico completo y corregida mediante el uso de gafas, lentes de contacto o mediante diferentes tipos de técnicas quirúrgicas suele ser una enfermedad bien tolerada.
Miopía magna, alta miopía o patológica. La miopía magna suele estar producida por una elongación excesiva del globo ocular. En algunos casos, este tipo de miopía avanzada puede derivar en cambios degenerativos asociados a la elongación excesiva del ojo, especialmente a nivel de la retina, comprometiendo seriamente la visión de la persona que la padece. Las personas que padecen alta miopía deben realizarse revisiones periódicas para conocer el estado de su fondo de ojo.
Posibles soluciones

Durante el Primer Congreso Multidisciplinario de Miopía que se llevó adelante el pasado mes de julio en Buenos Aires, especialistas y científicos presentaron una nueva generación de lentes, que no solo sirven para ver mejor, sino que evitan la progresión de la miopía para que ésta no llegue a valores altos. Los anteojos convencionales solo solucionan el problema de la miopía y no están diseñados para controlarla, por lo que su uso sería similar a tratar un síntoma y no la enfermedad de base. Pero gracias a la persistente investigación de profesionales argentinos y la tecnología de Novar hoy se encuentran en el mercado dos nuevas lentes.

Una de ellas, llamada Myofix, especialmente diseñada para ralentizar la progresión de la miopía en niños. Estas nuevas lentes pueden ayudar a frenar la progresión de la miopía. Y, por otro lado, están las lentes Myolens, para cualquier persona miope adulta que necesite una solución adaptada a sus necesidades visuales específicas.
“Estamos ante un cambio de paradigma: el de la corrección y tratamiento simultáneo de la miopía escolar y juvenil, anteojos que corrijan el problema de la visión lejana, pero al mismo tiempo no permitan la progresión de la miopía”, comenta Stabile.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *