Esterilización de mosquitos para controlar enfermedades

Pronto se pondrá a prueba una técnica que esteriliza a los mosquitos macho mediante radiación, como parte de las iniciativas sanitarias que se llevan a cabo para controlar enfermedades como la fiebre chikungunya, el dengue y el zika.

Pronto se pondrá a prueba una técnica que esteriliza a los mosquitos macho mediante radiación, como parte de las iniciativas sanitarias que se llevan a cabo en todo el mundo para controlar enfermedades como la fiebre chikungunya, el dengue y el zika.

La técnica de esterilización de insectos es una forma de control de la natalidad de los insectos. El proceso consiste en criar grandes cantidades de mosquitos macho esterilizados en instalaciones especializadas y luego liberarlos para que se apareen con hembras en la naturaleza. Como no generan descendencia, la población de insectos disminuye con el tiempo.

El Programa Especial de Investigaciones y Enseñanzas sobre Enfermedades Tropicales (TDR) y el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), en colaboración con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), han elaborado un documento de orientación para los países que han manifestado interés en probar la técnica de esterilización de insectos con los mosquitos Aedes.

La mitad del mundo, en riesgo por el dengue

«La mitad de la población mundial corre el riesgo de contraer dengue», dijo la Dra. Soumya Swaminathan, Científica Jefa de la OMS. «Y a pesar de los grandes esfuerzos realizados, las iniciativas actuales para controlarlo se están quedando cortas. Necesitamos desarrollar nuevos enfoques de forma urgente, y esta iniciativa resulta prometedora y emocionante.»

En las últimas décadas, la incidencia del dengue ha aumentado de forma considerable como consecuencia de los cambios ambientales, el crecimiento urbano incontrolado, el transporte y los viajes, y la falta de instrumentos sostenibles de lucha contra los vectores y su aplicación insuficiente.

Actualmente se están produciendo brotes de dengue en varios países, especialmente en el subcontinente indio. Bangladesh se enfrenta al peor brote de dengue desde que sufrió su primera epidemia en 2000. A partir de enero de 2019, esta nación del sur de Asia ha visto aumentar el número de casos hasta más de 92 000, con una cifra de ingresos hospitalarios por dengue superior a los 1500 diarios en las últimas semanas, y es uno de los países que ha manifestado interés en la técnica de esterilización de insectos.

Las enfermedades transmitidas por mosquitos como el paludismo, el dengue, el zika, la fiebre chikungunya y la fiebre amarilla representan alrededor del 17% de todas las enfermedades infecciosas del mundo, se cobran la vida de más de 700 000 personas al año e infligen sufrimientos a muchas más. Se ha relacionado el brote de zika que tuvo lugar en el Brasil en 2015 con un aumento del número de bebés nacidos con microcefalia.

La nueva técnica ha demostrado su eficacia contra los insectos que atacan los cultivos y el ganado

La técnica de esterilización de insectos fue desarrollada por primera vez por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos de América y se ha utilizado con éxito para combatir las plagas de insectos que atacan los cultivos y el ganado, como la mosca mediterránea de la fruta y el gusano barrenador del ganado. Actualmente se utiliza en el sector agrícola en seis continentes.

El documento de orientaciones sobre el empleo de la técnica para el control de enfermedades en humanos recomienda adoptar un enfoque por fases, que dé tiempo para poner a prueba la eficacia de los insectos esterilizados. Los indicadores epidemiológicos permiten realizar un seguimiento del impacto del método en la transmisión de la enfermedad. También proporcionan recomendaciones sobre la producción masiva de mosquitos estériles, la participación gubernamental y comunitaria, la medición del impacto de la técnica y la evaluación de su eficacia en relación con el costo.

«Los países que tienen un problema grave con el dengue y el zika han mostrado un interés real en probar esta tecnología, ya que puede ayudar a suprimir unos mosquitos que están desarrollando resistencia a los insecticidas, los cuales tienen también un efecto negativo sobre el medio ambiente», dijo Florence Fouque, científica del TDR.

El esfuerzo de colaboración incluye planes para apoyar la creación de tres equipos multinacionales, integrados por instituciones de investigación, organismos dedicados a la lucha antivectorial y partes interesadas en la salud pública, con el encargo de poner a prueba la técnica de esterilización de insectos contra los mosquitos Aedes.

«El uso de la técnica de esterilización de insectos en el sector de la agricultura durante los últimos 60 años ha demostrado que es un método seguro y eficaz», dijo Jérémy Bouyer, entomólogo médico de la División Conjunta FAO/OIEA de Técnicas Nucleares en la Agricultura y la Alimentación. «Estamos muy contentos de colaborar con el TDR y la OMS para llevar esta tecnología al sector de la salud a fin de luchar contra las enfermedades humanas.»

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *