FAO premia a institución argentina

La Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid) fue distinguida con el Premio Mundial de Suelos Glinka 2017, otorgado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, conocida como FAO. El galardón se constituye como un reconocimiento a la trayectoria y logros de la institución en su rol de “guardianes del suelo”.

El Premio reconoce a personas y organizaciones que contribuyen con la protección del suelo. “Es un reconocimiento a los productores argentinos, donde el 91% de la agricultura se hace en Siembra Directa, mientras que en el mundo aún el 90% se encuentra bajo labranzas” dijo el Presidente de Aapresid Pedro Vigneau.

Aapresid nace por el interés de un grupo de productores que, preocupados por la erosión que estaba afectando a los suelos, decidieron el paradigma agrícola a través la siembra directa. Desde entonces, hace más de treinta años, esta revolución mantiene con esa fuerte impronta de disrupción e innovación en la misión de sustentabilidad.

El Glinka World Soil Prize tiene como objetivo mantener el estímulo generado por el Año Internacional de los Suelos 2015. El nombre del premio proviene de Konstantin Glinka (1867-1927), quien fuera un prominente científico ruso de suelos al que se le atribuye su contribución única para comprender los principios de la distribución geográfica del recurso suelo y las extensas actividades de exploración, mapeo y evaluación de vastas áreas de Siberia, el Lejano Oriente y Asia Central, así como sus importantes estudios en las áreas de mineralogía, química y paleopedología del suelo.

Según el último informe del estado mundial de los suelos, la conclusión abrumadora es que la mayoría de los recursos de suelo del mundo están en condiciones justas, pobres o muy pobres. Las amenazas más importantes son la erosión, la pérdida de carbono y el desequilibrio de nutrientes. La siembra directa, que Aapresid impulsa como sistema hace tantos años, está listada como una práctica prioritaria para la atención de tales impactos.

 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *